Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué tienen en común los clips y la Segunda Guerra Mundial?

¿Qué tienen que ver los clips con la Segunda Guerra Mundial?Informativos Telecinco

El clip no siempre se utilizó para sostener, unir y sujetar documentos, sino que tuvo su origen en un escenario muy diferente al que estamos acostumbrados a verlos diariamente. Aunque son varios los nombres que se barajan a la hora de otorgar el título oficial de inventor de clip, los primeros que comenzaron a usarlo fueron los noruegos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el clip fue una de las herramientas que utilizaron los noruegos cómo símbolo de protesta, a la vez que cubrían una necesidad. Los soldados alemanes ocupaban el país nórdico cuando prohibieron el uso de botones, los cuales llevaban impreso la cara del rey noruego.
Los ciudadanos de dicho país comenzaron a amarrar su ropa con estos pequeños instrumentos a la vez que los llevaban como  señal de protesta. El clip llegó a ser todo un símbolo de unidad nacional para el país nórdico. 
Algunas fuentes aseguran que el inventor noruego del clip fue  Johan Vaaler, quien lo patentó en Alemania mucho antes de la guerra, en 1899. Vaaler no llegó a comercializar su producto, algo que sí hizo años más tarde la compañía inglesa Gem Manufacturing, pionera en la industria del clip.
Otras teorías sostienen que fue décadas antes, en 1867, cuando un norteamericano,  Samuel B. Fay, comenzó a utilizar este artilugio para sostener las etiquetas de los textiles estadounidenses.
Sin embargo fue 10 años más tarde, en 1877, cuando Erlman J. Wright logró una licencia para emplear el clip de la misma forma en la que lo utilizamos hoy en día, para sujetar, unir y organizar documentos.