Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un gato huye como puede del acoso y ataque… ¡de un ratón!

Cuando nos imaginamos a un gato y a un ratón, vemos al felino persiguiendo al roedor. Lo que es extraño es ver una imagen como ésta, en la que es el gato el que huye, o lo intenta, de su pequeño enemigo. El ratón no le tiene ningún miedo a su mayor rival, consiguiendo asustarle, e incluso, llegándole a atacar.