Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven nigeriano degüella a su amigo en Bombay tras discutir sobre Cristiano y Messi

Obinna Michael Durumchukwa, víctima de la rivalidad entre Cristiano y Mesiitelecinco.es

"Lo que ocurre en el campo, se queda en el campo" es una de las frases más escuchadas en el mundo del fútbol. La competitividad y la rivalidad sólo se encuentra dentro de los terrenos de juego, una verdad que los futbolistas la conocen desde su niñez, pero que algunos de los aficionados al fútbol desconocen. Y es que en Bombay, dos amigos y forofos de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi se enfrascaron en una pelea que acabó con el asesinato de uno de ellos a manos del otro.

La rivalidad entre Cristiano Ronaldo y Messi ha vuelto a ser noticia, pero esta vez no ha sido protagonizada por los futbolistas o sus compañeros, sino por un demasiado "pasional" seguidor nigeriano de fútbol. Nwabu Chukwuma, de 22 años, estaba celebrando el trigésimo cuarto cumpleaños de su amigo, Obinna Michael Durumchukwa, en Bombay, cuando en la mañana del domingo comenzaron una acalorada discursión. La disputa trataba sobre uno de los temas más debatidos en los últimos años en el mundo del deporte: ¿Quién es mejor, Cristiano o Messi?
A pesar de las múltiples líneas de investigación, lo que es un hecho, debido a los numerosos testigos, es que la pelea se originó cuando Obinna defendió con demasiado pasión a Cristiano Ronaldo de las críticas de su amigo, el cual es un fiel seguidor de Lionel Messi, lanzándole un vaso de cristal que finalmente se rompió contra la pared. 
Según informa el diario indú Hindustan times, lo que en principio era una amena charla entre amigos creció en intensidad y tensión hasta que acabó violentamente. Obinna lanzó un vaso de cristal a su amigo, pero falló y acabó rompiéndose contra la pared. Fue entonces cuando Nwabu cogió uno de los cristales que estaba en el suelo y en un ataque de ira degolló el cuello de su hasta entonces anfitrión, que murió a los pocos minutos desangrado en el suelo de la vivienda.
La espeluznante e irracional escena fue escuchada por sus vecinos que avisaron rápidamente a la Policía que poco puedieron hacer por el fallecido, deteniendo al presunto asesino. Fuentes policiales consultadas por el medio local, aseguran que ambos se encontraban de fiesta desde el sábado y habían consumido grandes cantidades de alcohol cuando se produjo el incidente, por lo que no se descarta que el debate deportivo fuera sólo un pretexto de Nwabu para acabar con la vida de su "amigo".