Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un descuido de Kate Moss y queda al descubierto lo que nadie quería ver

Los últimos rumores hablaban de la tripa de Kate Moss, demasiado abultada para no ser otra cosa que un embarazo. Sin embargo, ya los cotillas empiezan a dudar después de ver esta imagen de la modelo en la que deja ver pechos caídos y algún que otro pellejillo pegado al ombligo. Y es que Kate ha abusado con esa mala costumbre de meterse cosas por la nariz. Eso tienen los excesos, que no perdonan. La modelo británica regresaba este martes de una sesión fotográfica para la firma Yves Saint-Laurent y los franceses pudieron verla en la Plaza de la Concordia luciendo los modelos de la marca. Por la noche la británica salió a una fiesta, ajustada y con un chalequillo corto de con solapas de piel, parecía perfecta, según publica el Dailymail.co.uk. Sin embargo, al montarse en el coche los paparazzi metieron la cámara fotográfica hasta donde ella dejó y el encanto se deshizo. Nada, que si te miras al espejo y te ves algunos michelines, recuerda esta foto de Kate Moss y piensa en lo estupenda que estás. ZA