Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El digno heredero de Roger Milla

Rigobert Song estaba predestinado a ser un referente en su Camerún natal desde el mismo momento en el que debutó en el Mundial de Estados Unidos, en 1994. Tenía sólo 17 años. Entonces, coincidió en el campo con el hombre con más edad en disputar una Copa del Mundo. Ni más ni menos que Roger Milla, uno de los más grandes futbolistas africanos de la historia, que jugaba sus últimos partidos como internacional con 42 años.
Desde entonces, El Carnicero, como se le conoce, ha sido uno de los baluartes de los Leones Indomables y ha visto pasar por su lado a hombres importantes para la historia de la selección como Marc-Vivien Foe, Lauren, Geremi Njitap, Pierre Webó, Pierre Wome o Samuel Eto'o.
Pero ninguno de ellos ha alcanzado aún el ascendente que alcanzaron el mencionado Milla y él. Ante Holanda disputó, probablemente, su último partido como internacional.
Se retira de su selección con la cabeza bien alta, ya que es el único camerunés que ha tenido el honor de disputar cuatro Mundiales. Se estrenó en EEUU 1994, pasó por Francia 1998 y también por Corea y Japón 2002. Faltó al Mundial de Alemania, en 2006, porque Camerún no logró clasificarse.
En total, nueve partidos mundialistas, en la mayoría de los cuales fue baluarte en su defensa, así como lo fue en los equipos por los que ha pasado a lo largo de su carrera: Tonnerre Yaoundé, FC Metz, Salernitana, Liverpool, West Ham, Colonia, Lens, Galatasaray y Trabzonspor (donde juega actualmente).