Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La niebla impide disputar la final de la primera Copa del Mundo de Grandvalira

La fase final de la primera Copa del Mundo FIS del Kilómetro Lanzado (KL), que desde el jueves se disputa en el sector de Grau Roig de Grandvalira, se vio cancelada este viernes víctima de una persistente niebla sobre la pista Riberal.
La exigencia de la disciplina necesita condiciones meteorológicas perfectas ya que, a velocidades superiores de 100 km/h, cualquier incidencia ambiental repercute en los esquiadores. La competición se reanudará el sábado con la disputa de las dos mangas pendientes.
Esta temporada entre los cracks del circuito mundial de KL se ha infiltrado un estadounidense que rompe todos los esquemas. Se trata de Raúl Karjalainen (1946) un antiguo esquiador de velocidad que se ha querido poner a prueba cuando está a punto de cumplir 70 años.
"Durante 30 años participé en carreras de alpino de descenso y súper gigante. Siempre me ha gustado ir muy rápido y ahora he decidido probar mi límite y experimentar nuevas sensaciones gracias a la velocidad", dijo el veterano esquiador de KL, que ha superado los 150 km/h.
"Este jubilado tiene suficiente dinero y tiempo para poder hacerlo. Mi familia me apoya y sólo mi mujer me dijo que ampliara las garantías de mi seguro de vida". Raúl Karjalainen es un ex militar de las fuerzas aéreas de los Estados Unidos que era especialista en electrónica de aviones de combate.