Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un documental da voz a la entrevista con la que Truffaut reivindicó el "poder" del cine de Hitchcock

Los cines españoles acogen a partir de este viernes el documental 'Hitchcock/ Truffaut', la cinta que da voz a la entrevista con la que el cineasta François Truffaut reivindicó el "poder" del cine de Alfred Hitchcock, y que recoge un libro recientemente reeditado en España por Alianza Editorial.
Serge Toubiana, coguionista de 'Hitchcock/ Truffaut' junto a Kent Jones, director de la cinta, ha explicado este martes durante una entrevista concedida a Europa Press que encontró las cintas de sonido originales que recogen esta entrevista en un cajón en la oficina del cineasta francés.
A partir de "sus voces, del ruido de los vasos y de sus risas", consiguió que el libro "adquiriera vida" y entró en las imágenes de la filmografía del cineasta estadounidense, "como si Hitchcock comentara su propia obra". "Y funcionó", ha dicho.
A las voces de ambos maestros del cine y de la propia traductora, se suman las declaraciones de otros cineastas como Martin Scorsese, Wes Anderson, David Fincher, Richard Linklater, James Gray, Arnaud Desplechin, Kiyoshi Kurosawa, Olivier Assayas, Peter Bogdanovich o Paul Schrader.
A pesar de ser dos cineastas muy diferentes, Truffaut, 33 años más joven que él, conocía íntimamente su obra y la amaba, y tenía la sensación de que la crítica americana no reconocía en su "valor real", motivo por el que decide probar que se ha equivocado.
De hecho, en el prólogo de este libro señala la "evidencia" de que Hitchcock había "reflexionado sobre los medios de su arte más que ninguno de sus coetáneos y que, si por vez primera aceptaba responder a un cuestionario sistemático, podría resultar de ahí un libro capaz de modificar la opinión de los críticos americanos".
Por ello, escribió a Hitchcock y le propuso una entrevista de 500 preguntas sobre "su obra, película por película, sobre el guion, intenciones, dirección de acciones, realización y satisfacción de su trabajo". El "milagro", en palabras de Toubiana, fue que el director de 'La ventana indiscreta' accedió a la admiración y la voluntad del francés de demostrar el poder de su cinematografía.
LA LIBERACIÓN DEL CINE EN EE.UU.
El impacto de su publicación en la cinefilia de Europa y Estados Unidos, donde se publicó al mismo tiempo, en 1966, fue considerable, tal y como indica Toubiana, especialmente en la generación de directores como Martin Scorsese, Francis Ford Coppola, Steven Spielberg, estudiantes de cine que en ese momento contemplaron "el gusto por la libertad del cine europeo".
"La relación que Scorsese tiene por Robert de Niro es la misma que Jean-Luc Godard tiene por Jean-Paul Belmondo", ha señalado Toubiana, quien destaca que "lo que Truffaut aportó con este libro liberó a los jóvenes cineastas americanos de la ley de la pesadez del estudio, aunque después hicieron películas en estudio, pero siempre luchando". En el documental, Scorsese destaca incluso que este libro "radicalizó" su posición como directores, mientras que Fincher recalca que fue el "primero con el que se hablaba del oficio".
Uno de los cineastas contemporáneos que habla en esta cinta es Wes Anderson, quien hace referencia a los "planos precisos" de Hitchcock, quien tenía puntos en común con Truffaut a pesar de la libertad poética del francés porque, según explica Toubiana, "lo que les une es que ambos hablan de su oficio y tratan de encontrar el mismo lenguaje para hablar de lo que hacen".
Otro de los aspectos que se destaca en este documental es la figura paterna que el francés encontró en Hitchcock. Truffaut no tuvo padres y de adolescente estuvo en un centro de menores, mientras que el padre del director entrevistado quiso que sintiera el miedo y el trauma de la ley. "Ambos se refugiaron en el cine y en su imaginario, donde fueron sus propios maestros, encontraron nuevas reglas, leyes y personajes", ha dicho Toubiana, exdirector de la Cinémathèque Française.
El coguionista ha admitido que "quizás" si no fuera por este libro, la imagen de Hitchcock no hubiera sido tan reconocida. Tal y como ha relatado, la crítica en Francia estaba muy dividida y solo 'Cahiers du cinema' apoyaba sus películas, mientras que las publicaciones de izquierdas desconfiaba de él, porque era un cineasta hollywoodiense con mucho éxito y Truffaut "tuvo que transmitir este mensaje".
"Hoy todo el mundo lo admira y vuelve a ver sus películas", ha destacado el coguionista de este documental, para quien el gran legado del director de 'Vértigo' es el "estilo" y la "percusión", la "potencia de la imagen" que, "o bien te aterroriza o te seduce".
"La fuerza de Hitchcock es que ves los sentimientos en función de cómo la luz evoluciona, el personaje puede asustarte o seducirte en una fracción de segundo, pasas de la culpabilidad a la inocencia en nada", ha destacado.