Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos dragones matan a un hombre en Indonesia

Minutos después de caerse de un manzano mientras recolectaba fruta, dos dragones del Komodo, el mayor lagarto del mundo, atacaron a Muhamad Anwar causándole heridas en todo el cuerpo. Falleció a las pocas horas en un hospital de Indonesia.
Lejos de cuentos para niños y leyendas mitológicas, los dragones existen, y son capaces de provocar el mismo pavor que en la ficción. No es para menos. El pasado lunes atacaron a un recolector de fruta hasta acabar con su vida.
Sucedió en la región central de Indonesia. Dos ejemplares del dragón de Komodo, el lagarto más grande del mundo, se lanzaron sobre la víctima, de 31 años, cuando ésta cayó de un manzano en la isla de Komodo, una de las tres donde vive este animal. La víctima sangraba de los mordiscos en las manos, el cuerpo, las piernas y el cuello después que dos de los animales se ensañaran con el recolector de fruta, Muhamad Anwar, dijo la vecina Theresia Tawa.
Según fuentes policiales citadas por la agencia oficial Antara, el hombre sufrió heridas graves por mordiscos en todo su cuerpo y falleció a las pocas horas en un hospital de la vecina isla de Flores, pues Komodo carece de centro médico.
No es un caso aislado. Hace un mes, un trabajador del parque natural sobrevivió a otro ataque, y un niño de ocho años murió en 2007 pese a que el enorme reptil no suele atacar a humanos pese a tratarse de un cazador agresivo.
El dragón de Komodo (varanus komodoensis) puede llegar a medir hasta tres metros de largo y pesar hasta 150 kilos, y dispone de una enorme mandíbula. La especie se halla en grave peligro de extinción y apenas quedan 4.000 ejemplares vivos en las islas indonesias de Flores, Gili y Komodo, que le da el nombre. IM