Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AB InBev coloca 42.500 millones en la segunda mayor emisión de deuda corporativa de la historia

Santander entre las entidades coordinadoras de la colocación
La cervecera Anheuser-Busch InBev (AB InBev) ha colocado con éxito bonos por importe de 46.000 millones de dólares (42.500 millones de euros) en siete tramos distintos cuyos vencimientos oscilan entre 2019 y 2046, en lo que supone la segunda mayor emisión de deuda corporativa de la historia, tras la realizada en 2013 por Verizon, que emitió 49.000 millones de dólares en bonos (45.370 millones de euros) para financiar la compra a Vodafone del 45% de Verizon Wireless.
La operación, que ha contado con la participación del Santander como co coordinador ('joint bookrunner'), recibió una fuerte demanda, que alcanzó los 100.000 millones de dólares (92.592 millones de euros), según indicó a Europa Press una portavoz de la compañía cervecera.
En concreto, la compañía ha vendido 4.000 millones de dólares en bonos con vencimiento a 2.019 y un interés del 1,90%, 7.500 millones de dólares en bonos a 2021 y un interés del 2,650%, así como 6.000 millones de dólares en bonos a 2023 y un interés del 3,300%, y otros 11.000 millones de dólares en bonos con vencimiento en 2026 y un interés del 3,650%.
Asimismo, la cervecera ha colocado otros 6.000 millones de dólares en bonos a 2036 y una rentabilidad del 4,700%, 11.000 millones en deuda con vencimiento en 2046 al 4,900%, además de 500 millones de dólares en bonos a 2021 e interés variable de 126 puntos básicos sobre el Libor plus a tres meses.
La emisión permitirá a AB InBev financiar la adquisición de su rival SABMiller, que adquirió el año pasado por 71.000 millones de libras esterlinas (unos 100.000 millones de euros).
La mayor emisión de deuda corporativa fue la realizada en 2013 por la operadora estadounidense Verizon, que emitió 49.000 millones de dólares en bonos para financiar la compra a Vodafone del 45% de Verizon Wireless.
Por detrás de esta operación se situaría la de AB InBev, seguida de los más de 20.000 millones de dólares (18.520 millones de euros) emitidos por Actavis Funding en 2015.