Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACS refinancia 602 millones de euros de deuda vinculada a Hochtief

ACS ha refinanciado 602 millones de euros de deuda vinculada a la participación de control del 54,4% que tiene en el grupo constructor alemán Hochtief, en una operación por la que extiende esta financiación hasta julio de 2015, según informaron a Europa Press en fuentes del grupo.
El importe refinanciado equivale a casi un tercio (el 32%) del endeudamiento total de 1.864 millones que ACS tiene asociado a su inversión en la firma germana.
A su vez, este importe representa un 17% del pasivo neto total de 10.500 millones de euros con que el grupo que preside Florentino Pérez cerró el primer trimestre del año.
Para reestructurar esta parte de la deuda, ACS ha hecho efectivo el contrato de refinanciación ('forward start facility') firmado en octubre de 2011 con un sindicato de bancos, de los que BBVA actúa como entidad agente.
Este contrato permite al grupo extender dicha financiación de 602 millones hasta julio de 2015, y cuenta como garantía principal la prenda sobre acciones de Hochtief representativas del 29,99% de su capital.
ACS cuenta con una participación del 49,9% en el capital del grupo constructor alemán, que actualmente consolida en sus cuentas. Una vez sumada la autocartera de la empresa, esta participación le otorga derechos de voto del 54,4% en Hochtief.
La compañía de construcción y servicios refinancia su deuda asociada a Hochtief días después de que reestructurara también el pasivo vinculado a su inversión en Iberdrola.
Tras esta refinanciación, de la participación total de 14,8% que ACS tiene en la eléctrica, apenas ostenta un 0,710% de forma directa. Otro 5,24% lo canaliza a través de Natixis y el 8,25% restante está 'aparcado' en un contrato suscrito con Société Générale que permitió a la compañía cancelar un préstamo sindicado de 1.600 millones de euros.