Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AMP El Príncipe cree que la competitividad empresarial y la formación del capital humano ayudarán a superar la crisis

El Príncipe de Asturias ha significado este lunes la "excelente" competitividad demostrada por el tejido empresarial español en momentos de graves dificultades y el capital humano del país, al que se ha referido como "el mejor formado de toda nuestra historia", y se ha mostrado convencido de que estos factores "contribuirán sin duda" a favorecer la superación de la actual crisis económica.
Este es el principal mensaje que ha realizado el Príncipe de Asturias en su intervención en la inauguración del XIV Congreso Nacional del Instituto de la Empresa Familiar que se celebra hoy y mañana en Valladolid en el que ha destacado además la faceta de este tipo de empresas como "pilar de crecimiento y empleo".
Así, Don Felipe ha recordado que a pesar de la actual coyuntura económica un número importante de empresas familiares está aprovechando bien las oportunidades que ofrecen la internacionalización, la innovación y el desarrollo sostenible no sólo para mantenerse o sobrevivir sino incluso para crecer y proyectarse fuera.
"Estas compañías están mostrando en muchos sectores por qué caminos se puede continuar avanzado", ha significado el Príncipe de Asturias, que ha reconocido no obstante que se trata de unos caminos que no son sencillos y que exigen "importantes sacrificios" a las familias y a los trabajadores. Dicho esto, ha considerado que esos caminos ayudarán a alcanzar niveles esenciales de eficiencia "para ser, en definitiva, suficientemente competitivos".
En su discurso, Don Felipe ha alabado la aportación de las empresas familiares españolas de un conocimiento y una visión de la economía mundial que pone énfasis "en los factores que nos fortalecen y en todo aquello en lo que debemos mejorar para conseguir mayores cotas de competitividad".
Así, se ha referido a las empresas familiares como "entidades abiertas al mundo" cuya visión de lo que pasa en cada rincón del planeta "nos ayuda a que nuestra sociedad sea también más abierta y más consciente de aquellos aspectos de naturaleza empresarial y productiva en los que podemos y debemos mejorar".
"En suma -ha continuado el Príncipe de Asturias_la idiosincrasia de la empresa familiar aporta elementos muy valiosos al conjunto del entramado productivo". Dicho esto, ha reconocido también que este tipo de empresas no son ajenas en modo alguno a los factores que en general son inherentes a cualquier proyecto empresarial, en referencia al espíritu emprendedor y a la natural disposición a asumir riesgos.
RECONOCIMIENTO AL IEF
Don Felipe ha aprovechado la ocasión también para expresar su reconocimiento a la labor desarrollada por el Instituto de la Empresa Familiar a favor del crecimiento económico, el bienestar social y la permanente modernización del sistema productivo español por lo que ha animado a sus integrantes a seguir trabajando con rigor y compromiso y a permanecer fieles al espíritu de superación "que hace a las empresas familiares tan importantes para nuestra sociedad".
En este sentido, ha insistido en destacar la validez del conocimiento y de los puntos de vista de las firmas familiares en estos tiempos de crisis al mismo tiempo que ha alabado su "firme" vocación de continuidad y de crecimiento así como sus principios y valores empresariales.
Finalmente, Don Felipe, que ha estado acompañado en este acto por la Princesa Letizia, se ha mostrado feliz por la nueva visita realizada este lunes a Valladolid, donde ambos estuvieron la pasada semana para participar en "dos lanzamientos muy positivos" para la industria y para la cultura, como el primer coche eléctrico fabricado en España y la Fundación Miguel Delibes.