Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abanca absorbe a Banco Etcheverría este lunes en una junta general extraordinaria

La entidad de Betanzos garantiza que no tendrá consecuencias sobre el empleo, al pasar sus empleados a la plantilla de la antigua NCG
Abanca y Banco Etcheverría materializarán su integración este lunes en una junta general extraordinaria convocada para las 13,30 horas en el Palacio de Exposiciones y Congresos (Palexco) de A Coruña por los consejos de administración de NCG (ahora denominada Abanca) y de la entidad de Betanzos.
Los accionistas se pronunciarán así sobre la fusión en una votación a la que acuden "con una idea clara" de lo que se somete a su consideración, según fuentes de Abanca consultadas por Europa Press. De ahí que estas fuentes asimilen el proceso, iniciado "hace semanas", al de un trámite más, aunque relevante.
La duración de la junta es, sin embargo, imprevisible, pues una vez más --como ocurriera en la formalización de la salida del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB)-- dependerá de las peticiones de intervención por parte de los asistentes, así como de la duración de las mismas. El acto será cerrado a los medios de comunicación y el banco informará del resultado del mismo a través de una nota de prensa cuando termine.
En concreto, Abanca, como entidad absorbente, someterá a la votación de sus accionistas la aprobación de un aumento de capital por importe de 94,4 millones de euros, mediante la emisión de 94,4 millones de acciones ordinarias, pertenecientes a la misma clase, de un euro de valor nominal cada una y con una prima de emisión de 0,10 euros por título.
Esta ampliación de capital se explica para atender el canje de acciones propuesto como consecuencia de la fusión. En concreto, los accionistas de Banco Etcheverría recibirían 354 títulos de NCG por cada acción que posean de la primera entidad.
Banco Etcheverría ha garantizado que la fusión no tendrá consecuencias sobre el empleo, puesto que los empleados de la entidad absorbida pasarán a formar parte de la plantilla de NCG. Además, se compromete a que no tendrá "incidencia alguna" en la responsabilidad social de la empresa.
ORDEN DEL DÍA
El orden del día de la junta cuenta con cinco puntos, el primero de ellos relativo al nombramiento de dos consejeros, José Ramón Rodrigo Zarza y José García Montalvo.
A continuación figura la cuestión fundamental, la fusión entre NCG Banco y Etcheverría (sociedad absorbida), en la que se analizará y votará una profusa información como cambios en el activo y el pasivo de las sociedades entre la fecha de redacción del proyecto y la junta, el balance de fusión a 30 de junio, la fusión por absorción, los nuevos estatutos sociales, el aumento de capital, la asunción de los apoderamientos conferidos por Etcheverría y el acogimiento de la operación de fusión al régimen fiscal especial establecido en el capítulo VIII del título VII de la ley del impuesto sobre sociedades.
Un tercer aspecto será el establecimiento del límite anual de retribución a los miembros del consejo de administración, de conformidad con el sistema de retribución de los consejeros establecido en los estatutos sociales.
A continuación, se votará la autorización para que NCG pueda proceder a la adquisición de acciones propias, al amparo de lo dispuesto en el artículo 146 de la ley de sociedades de capital.
Ya en quinto lugar irá la autorización al consejo de administración, con facultad de sustitución, para "formalizar, subsanar, interpretar y ejecutar los acuerdos que se adopten por la junta general", y concesión de facultades para la elevación a instrumento público de tales acuerdos.