Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abanca multiplica su beneficio por siete, hasta los 440 millones, y logra una liquidez de casi 8.600 millones

Ve el aumento de depósitos de minoristas como inicio de una "dinámica de clara recuperación de la confianza de los clientes"
Abanca ha cerrado el primer semestre de 2014 con un beneficio antes de impuestos de 440 millones de euros, siete veces más que las cifras del año anterior, y ha situado su ratio de capital en el 12,12 por ciento, lo que la sitúa como "una de las entidades más sólidas del sector en España", según asegura.
Según han informado fuentes del banco, en los primeros seis meses de año se han incrementado los depósitos de clientes minoristas en casi mil millones de euros, situándose en más de 32.600 millones de euros. Abanca ha recalcado que estas cifras evidencian "una dinámica de clara recuperación de la confianza de los clientes".
La entidad, que tiene una liquidez cercana a los 8.600 millones de euros y puede afrontar "con holgura" los vencimientos de los próximos años, ha mejorado también su margen comercial y su presencia en el mercado gallego. Así, según ha avanzado, esta presencia aumentó, solo en el primer trimestre de año, en 110 puntos.
Por otra parte, entre enero y junio, Abanca ha concedido 2.850 millones de euros en créditos y reducido en 1,2 puntos su tasa de morosidad (del 18,1 por ciento al 16,9 por ciento).
REDUCCIÓN DE GASTOS Y RETOS
En lo que respecta a los gastos, la entidad ha logrado reducir sus gastos de explotación en un 24 por ciento con respecto a junio de 2013, lo que ha supuesto un ahorro de 76 millones de euros. En esa línea, los gastos de personal se han reducido en un 35 por ciento en el último año.
En el primer semestre del año, Abanca culminó varios hitos, como la elección del nuevo comité de dirección y del nuevo Consejo de Administración, el lanzamiento de un nuevo plan de negocios y una nueva marca, el cierre de las negociaciones con Bruselas o la transmisión efectiva de las acciones del FROB y del Fondo de Garantía de Depósitos al grupo Banesco.
El próximo reto del banco es el proceso de fusión con el Etcheverría, que se culminará en el último trimestre de 2014. La fusión se llevará a cabo mediante la absorción del Banco Etcheverría y tiene como objetivo "racionalizar y simplificar la estructura societaria y operativa del grupo Banesco en España".
A junio de 2013, Abanca contaba con 4.472 empleados, y una red de 591 oficinas (579 en España y, el resto, en otros países).