Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abandonan su encierro los 200 trabajadores de Sniace conscientes de que es una "lucha que continúa"

Ahora tienen la mirada puesta en la reunión del miércoles con la empresa
Los 200 trabajadores de Sniace que llevaban diez días enclaustrados en las instalaciones de la fábrica, en Torrelavega, han puesto este sábado fin a su encierro convencidos de haber librado una "batalla más" de una "lucha que continúa" y con la mirada puesta en la reunión que el miércoles de la próxima semana mantendrá el comité de empresa con la empresa.
En esa reunión, que se celebrará el miércoles, a partir de las 11.00 horas, el comité planteará a la empresa un propuesta sobre las prejubilaciones, que aún no está acabada pero que, según ha reconocido, en declaraciones realizadas a Europa Press, el secretario del comité de empresa , Antonio Pérez Portilla, no diferirá mucho de otras anteriores.
El secretario del comité no ha querido desvelar ningún detalle de la propuesta "porque forma parte de la negociación" pero sí ha explicado que, para ella, se ha usado como base un informe de la empresa.
Pérez Portilla ha insistido en la importancia de alcanzar un acuerdo con la empresa antes del 3 de julio, fecha en la que se ha programado el juicio en la Audiencia Nacional sobre la legalidad del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que acabó con el despido de la plantilla no ha sido suspendido, que iba a llevarse a cabo el pasado 22 de abril pero fue aplazado.
Precisamente, el objetivo del encierro que emprendieron el pasado 16 de abril los trabajadores de Sniace era presionar para conseguir el aplazamiento de la vista prevista para el 22 de abril, algo que se consiguió.
El objetivo era intentar, antes, llegar a un acuerdo con la empresa dado, que, según ha explicado Pérez Portilla en numerosas ocasiones, el juicio en la Audiencia y la sentencia, sea cual sea su sentido, será perjudicial, porque si se reconoce el ERE como ilegal y los despidos declarados nulos, pagar las indemnizaciones correspondientes haría "inviable" a la empresa.
Si, por el contrario, se determina que el ERE es legal los trabajadores serán definitivamente despedidos.
Una vez conseguido el aplazamiento del juicio, ahora comité y empresas deben negociar un acuerdo que asegure la viabilidad de la empresa y permita garantizar el mayor número posible de puestos de trabajo en el marco planteado por los administradores concursales, algo para lo que el secretario del comité cree que "sí" hay tiempo.
Además, Pérez Portilla ha opinado que en la reunión celebrada el pasado jueves con los administradores concursales, éstos dieron un "detalle de esperanza" al reconocer la "importancia social" de la empresa para la zona y aludir a la posibilidad --según el secretario del comité-- de que, por ello, Sniace pueda tener "mejores condiciones" de cara al concurso de acreedores.
Según ha explicado Pérez Portilla, en declaraciones realizadas ya desde su domicilio, los 'encerrados' han traspasado sobre las 12.00 horas la puerta de la portería de Sniace, donde les esperaban sus familiares, miembros de sindicatos y diferentes asociaciones y algunos concejales del Ayuntamiento de Torrelavega. Juntos, han protagonizado una "pequeña manifestación".
Antes de poner fin a su encierro, han recogido la ropa y otros enseres. Según Pérez Portilla, en los diez días que allí han estado han acumulado "bastante".
Además, han entregado los alimentos que les han llevado durante estos días y que han sobrado a una asociación de Torrelavega que atiende a niños.
Tras abandonar su encierro, los trabajadores seguirán con sus movilizaciones pero "enmarcadas" dentro de la negociación con la empresa.