Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abengoa no prevé vender su planta de etanol en Nebraska y prepara el reinicio de la actividad

Abengoa Bioenergy no prevé vender su planta de producción de etanol Ravenna, situada en el Estado norteamericano de Nebraska, y prepara el reinicio de su actividad, indicó el representante legal de la filial de la compañía española Richard Chesley ante un tribunal local.
La comparecencia del representante de Abengoa se produjo como consecuencia de una solicitud de concurso de la empresa presentada ante el tribunal de Nebraska por un grupo de agricultores acreedores, que reclaman a la empresa la cantidad de 4,7 millones de dólares (4,15 millones de euros).
La audiencia del letrado se produjo ante la sala de bancarrotas del tribunal, que estudia la petición de los acreedores de que la sociedad se acoja de forma involuntaria al Capítulo 7 de la Ley de Quiebras del país, indica la radio local KTIC.
La petición de bancarrota ha sido presentada por las sociedades Gavilon Grain, la cooperativa de granjeros Farmers Cooperative Association y The Andersons, con sede en Ohio.
En su comparecencia, el representante aseguró que Abengoa no venderá la planta de etanol de Ravenna ni recurrirá a más deuda para financiar las operaciones, al tiempo que reiniciará la actividad del complejo.
"Nuestro objetivo es reiniciar esta planta lo antes posible", afirmó Chesley, quien aseguró que la empresa se ha puesto en contacto con varias partes para recuperar la actividad y obtener la liquidez necesaria.
"Continuaremos trabajando en este proceso y esperamos regresar al tribunal dentro de poco con una previsión más brillante para esta instalación", aseguró el letrado, citado por la emisora de radio.
Por su parte, el representante de los acreedores James Niemeier indicó que se había apelado al Capítulo 7 ante el temor a que Abengoa venda la planta de etanol sin responder a las deudas contraídas con los proveedores de grano.