Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abengoa centrará el plan de viabilidad en mantener su 'core business'

El plan de viabilidad de Abengoa, que la compañía prevé tener aprobado por su consejo para finales de enero, se centrará en mantener su 'core business', con el objetivo de preservar el máximo valor tanto para el grupo como para sus acreedores, según indicaron a Europa Press en fuentes conocedoras de las negociaciones.
En concreto, el grupo prevé tener listo en la última semana de este mes el plan, elaborado conjuntamente con la firma de asesoramiento Alvarez & Marsal, para que sea presentado a su consejo de administración.
Una vez reciba el visto bueno del órgano rector de la compañía, Abengoa, con el respaldo de Alvarez & Marsal y Lazard, firma también asesora del grupo de ingeniería y energías renovables, presentará este plan a sus 'stakeholders' con el objetivo de alinear las diferentes visiones hacia la definición de un plan de reestructuración.
Así, el objetivo de este plan será presentar "una solución adecuada" para todos los actores involucrados -acreedores, empleados, inversores, clientes, proveedores y accionistas-, señalaron las mismas fuentes.
El grupo de ingeniería y energías renovables, que presentó preconcurso de acreedores el pasado 25 de noviembre, ha orientado su actividad hacia la innovación y la tecnología como motores de desarrollo y crecimiento, contribuyendo al desarrollo sostenible, con lo que pretende aprovechar esas ventajas competitivas clave.
LOGRAR UN ACUERDO ANTES DEL 28 DE MARZO.
El pasado 30 de diciembre, el grupo señaló que confiaba en lograr un acuerdo con sus acreedores antes del 28 de marzo, fecha final del preconcurso, con el objetivo de asegurar su estabilidad financiera en el corto y medio plazo.
Asimismo, indicó que la reestructuración de la deuda debía "necesariamente" fundarse en un plan de negocio que asegure la continuidad de la actividad empresarial en el corto y medio plazo.
Hasta la finalización de dicho plan de negocio, sobre el que pivotará la reestructuración de su deuda, y su revisión por parte de KPMG, la compañía afirmó que no podía anticipar los términos de la negociación, a qué colectivos afectará ni en qué medida a cada uno de ellos.
Alvarez & Marsal está asesorando a Abengoa para desarrollar y ejecutar este plan de viabilidad, mientras que Lazard está colaborando con el grupo, en este caso más concentrada en establecer una estructura de capital sostenible a largo plazo, en las negociaciones con las entidades financieras, así como en el proceso de venta de activos.
El pasado 24 de diciembre, la firma sevillana suscribió un préstamo con la banca acreedora por 106 millones de euros con vencimiento a 17 de marzo de 2016 para atender a necesidades corporativas generales.
En garantía de este préstamo el grupo otorgó en el acuerdo, entre otras, garantías reales sobre acciones de su participada Abengoa Yield.