Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abengoa propone un plan que supone reducir su tamaño y centrarse en ingeniería y construcción

El consejo de administración de Abengoa ha dado luz verde al plan de viabilidad, que supondrá reducir su tamaño y focalizarse en las actividades de ingeniería y construcción, informó la compañía.
En concreto, el grupo indicó que de esta nueva 'hoja de ruta' se desprende una compañía con unos niveles de ingresos en los próximos años "del orden de dos terceras partes de los obtenidos en 2014", que superaron los 7.000 millones de euros.
El plan contempla también la venta de los activos no fundamentales, incluyendo todos los de biocombustibles de primera generación.
Así, el órgano rector de la compañía presidida por José Domínguez Abascal ha acordado proceder a la negociación de la reestructuración de su deuda y los recursos necesarios "para así continuar su actividad de forma competitiva y sostenida en el futuro".
De esta manera, Abengoa abre ahora un periodo de negociación con sus acreedores en busca del consenso por parte de todas las partes implicadas. Esta negociación no será fácil ya que los bancos ya han señalado que de entrada no contemplaban ningún tipo de quita en la deuda, según indicaron a Europa Press en fuentes financieras.
En un comunicado, el grupo de ingeniería y energías renovables señaló que en el plan confirma que Abengoa "continuará siendo una compañía viable y rentable".
ADVIERTE DEL PELIGRO DEL CONCURSO.
Además, destacó que el acuerdo debe alcanzarse antes de que finalice el período marcado por el procedimiento "5bis" (preconcurso de acreedores), el próximo 28 de marzo, dado que una situación de concurso implicaría "una destrucción de valor para acreedores y accionistas muy superior a la de cualquier escenario de continuidad, todo ello sin evaluar el enorme coste social que tal situación implicaría".
El pasado 25 de noviembre, Abengoa se acogió al preconcurso de acreedores tras el anunció de que Gonvarri Corporación Financiera, filial del grupo Gestamp, había roto el acuerdo para adquirir el 28% de su capital.
El preconcurso de acreedores es una posibilidad que contempla la Ley Concursal por la que permite a una empresa reconocer ante un juez su situación de insolvencia y contar con un máximo de cuatro meses para pactar un acuerdo de reestructuración de deuda con los bancos que le evite declararse en concurso.
A través de este plan y en busca del consenso de sus acreedores, la compañía sevillana tratará de sortear el que sería el mayor concurso de la historia de España, por delante del de Martinsa Fadesa.