Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abertis y Brookfiel, eximidos de lanzar OPA por el 100% de la brasileña Arteris

Abertis y el fondo Brookfield han quedado eximidos de lanzar una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) por el 100% del capital de Arteris, la compañía de autopistas brasileñas que compraron a OHL.
El grupo de concesiones y el fondo controlan el 69,3% de Arteris a través de Participes en Brasil, sociedad conjunta en la que a su vez Abertis ostenta un 51% del capital y Brookfield, el 49% restante.
Esta sociedad conjunta, Participes en Brasil, es la que ha quedado eximida por Bovespa, la Bolsa de Sao Paulo, de formular una OPA sobre el 100% de Arteris, una vez que se ha ratificado que la compañía de autopistas contará con el 'free float' mínimo del 25% que fija la normativa en Brasil.
Arteris logra cumplir con este porcentaje después de que Bovespa pasara a considerar como 'free float' la participación del 14,9% que el también fondo Brookfield Aylesbury tiene en el capital de la concesionaria de autopistas.
La Bolsa brasileña admite este 14,9% como 'free float' después de que Brookfield Aylesbury le presentara un plan de reorganización con el que se demuestra que el accionista de control de Aylesbury queda totalmente desligado de Partícipes en Brasil, la sociedad con la que Abertis y Brookfield controlan Arteris.
Brookfield Aylesbury se hizo con este casi 15% de Arteris en el marco de la OPA que Abertis y Brookfield formularon en septiembre del pasado año sobre la filial brasileña, una OPA sobrevenida a la operación por la que a finales de 2012 compraron la participación de control del 60% que OHL tenía en esta sociedad de autopistas cotizada de Brasil.
Al tratarse de una OPA sobrevenida y de trámite, con la que sólo pretendieron cumplir con la legislación brasileña, Abertis y Brookfield no ofrecieron prima alguna.
A través de la cotizada Arteris, Abertis gestiona en Brasil nueve concesiones de autopistas de peaje que en total suman una longitud de 3.227 kilómetros.