Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acciona coloca una emisión de obligaciones de 8 millones de euros

Acciona ha colocado una emisión de obligaciones simples de 8 millones de euros a cinco años y a un tipo de interés anual del 4,625%.
La operación sucede a las dos colocaciones de bonos que el grupo realizó en julio y a otra de obligaciones cerrada en septiembre, y se lanza al amparo del programa de emisión de títulos de deuda por importe máximo de 1.000 millones de euros que Acciona registró en la Bolsa de Irlanda.
A su vez, estas emisiones se enmarcan en la estrategia de disminución de la deuda bancaria y de diversificación de fuentes de financiación que la compañía presidida por José Manuel Entrecanales incluyó en el plan de ajuste que puso en marcha el pasado año.
En este sentido, Acciona recibió el pasado mes de junio autorización de su junta de accionistas para emitir títulos de deuda por un importe máximo de 3.000 millones de euros.
El grupo de construcción, renovables y agua ya se estrenó a comienzos de 2013 en el mercado de capitales con la colocación de un programa de pagarés a corto plazo por importe de 500 millones de euros que renovó a finales de año.
En esta ocasión, Acciona acaba de colocar una emisión de obligaciones simples por importe de 8 millones de euros, que devengarán un tipo de interés fijo anual del 4,625% y que vencerán en julio de 2019, según el anuncio de la compañía que publica el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME).
Esta colocación se registra tras las dos realizadas en julio, una de 50 millones y otra de 70 millones, y la realizada en septiembre, en este caso de obligaciones, también de 70 millones.
A cierre del pasado mes de junio, Acciona presentaba una deuda financiera neta de 5.848 millones de euros, un 3,2% menos, gracias al recorte de las inversiones que contempla el plan de ajuste que puso en marcha el pasado año para amortiguar el efecto de la reforma energética aprobada por el Gobierno.