Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acciona firma el 'macrocontrato' de infraestructuras logrado en Australia por 3.700 millones

Acciona ha firmado un contrato de 5.300 millones de dólares australianos (unos 3.700 millones de euros) con el Gobierno del Estado australiano de Victoria para financiar, diseñar y construir el primer tramo del East West Link de Melbourne, el mayor proyecto de obra civil de Australia, informó la compañía.
El grupo presidido por José Manuel Entrecanales forma parte, junto con Capella Capital, Lend Lease y Bouygues, del consorcio East West Connect que, tras una licitación internacional, ha sido seleccionado para ejecutar el proyecto.
East West Link es el mayor proyecto de obra civil emprendido por el grupo en su historia. "Acciona y sus socios del consorcio East West Connect están decididos a aprovechar sus conocimientos locales e internacionales para brindar a Melbourne una nueva arteria de comunicación vital que incorporará la normativa más exigente de metodología constructiva sostenible y diseño urbano" indicó Luis Castilla, CEO de Acciona Infraestructuras.
Cuando se haya completado, East-West Link será una autovía de 18 kilómetros que descongestionará la ciudad de Melbourne desviando vehículos de las carreteras locales, mejorando el acceso al puerto y al aeropuerto internacional y apoyando el crecimiento y desarrollo a largo plazo de la ciudad, la segunda más importante de Australia.
La sección oriental del East-West Link, que ha sido adjudicada al consorcio, tiene una longitud de 6,6 kilómetros e incluye dos túneles paralelos de tres carriles cada uno y 4,4 kilómetros de longitud.
Unirá el extremo occidental de la Eastern Freeway a la CityLink en Parkville, proporcionando una nueva arteria vital al norte de la ciudad. Dada su importancia para la economía australiana, el gobierno federal contribuirá con 3.000 millones de dólares australianos (unos 2.094 millones de euros) a la financiación del proyecto.
Se prevé que el proyecto, en el que trabajarán aproximadamente 3.700 personas, comience este mismo año y concluya en 2019. Incluye mejoras en las instalaciones de transporte y comunitarias a lo largo del corredor del mismo.