Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acciona propone mañana a su junta elevar un 25% el dividendo

Acciona propondrá mañana a su junta de accionistas repartir este año un dividendo total de 2,5 euros por acción con cargo a los resultados del pasado ejercicio, lo que supone un incremento del 25% respecto al de 2 euros abonado en 2015.
La compañía que preside José Manuel Entrecanales eleva la remuneración a sus accionistas un año después de que la recuperara tras dos años de suspensión.
Acciona suspendió en 2013 el reparto de dividendo en el marco del plan de ajuste que lanzó entonces para amortiguar en sus cuentas la reforma energética que aprobó el Gobierno.
El grupo de construcción, servicios y renovables lo recuperó el pasado año con un pago de 2 euros brutos por acción, que este año elevará hasta los 2,5 euros.
Entre el resto de puntos del orden del día de la asamblea de Acciona figura la reelección de dos de sus consejeros independientes. Se trata de Juan Carlos Garay Ibargaray y Belén Villalonga.
La compañía también propondrá a sus accionistas reelegir a Deloitte como auditor de cuentas y les pedirá además autorización para, en su caso, lanzar emisiones de títulos de deuda por un importe máximo de 3.000 millones de euros en los próximos cinco años.
NUEVA ETAPA DE CRECIMIENTO.
Acciona celebra su junta anual mientras aborda una etapa de crecimiento y reforzamiento de su expansión internacional un vez completado el ajuste acometido en años anteriores.
El grupo se presentará ante los socios semanas después de cerrar la fusión de su fabricante de aerogeneradores Windpower con la alemana Nordex, con la que han constituido uno de los mayores fabricantes de turbinas del mundo en el que el grupo español será primer accionista y socio industrial.
La compañía está no obstante aún pendiente de decidir si finalmente saca a Bolsa la nueva sociedad filial en la que ha segregado su patrimonio inmobiliario, o bien la abre a la entrada de un socio tal como hace unos años hizo con su cartera de parques eólicos internacionales.