Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acelerar el crecimiento en EEUU y frenar pérdidas en España, objetivos de Deoleo para 2016

La calidad del aceite de oliva y el desarrollo de las marcas, principales palancas de crecimiento
Deoleo se ha marcado como objetivo para 2016 acelerar su crecimiento en Estados Unidos, frenar las pérdidas del negocio en España y relanzarlo en Italia para pasar página a un ejercicio 2015 que fue "muy difícil", según ha reconocido el consejero delegado de la compañía, Manuel Arroyo, durante la junta general ordinaria de accionistas.
"2016 es un año crítico para Deoleo. Un ejercicio en el que nos marcamos objetivos muy importantes y ambiciosos para corregir políticas y estrategias que no generaban el valor necesario y establecer las bases para preparar la compañía para poder mostrar tasas de crecimiento más ambiciosas y sostenibles a partir del 2017", ha indicado Arroyo durante su discurso a los accionistas.
El fabricante de Carbonell y Koipesol ha presentado este martes el plan estratégico de la compañía, donde se coloca al consumidor en el centro de la creación de valor y con el que se pondrá en marcha un "cambio muy significativo" en el modelo operativo con la inclusión de un "ambicioso plan integral" de gestión que permita una rápida y eficaz toma de decisiones.
Además, entre los principales retos que se ha marcado para 2016 figura el recuperar la rentabilidad perdida en algunos de los mercados internacionales, ahorrar en costes en la cadena de suministro y mejorar significativamente los estándares, procesos y capacidades en calidad, así como implementar una estrategia de compras de materia prima que reduzca significativamente la volatilidad.
Arroyo ha destacado que está percibiendo "mejoras importantes" en el negocio en Estados Unidos, España e Italia, así como en los mercados internaciones que tuvieron problemas en 2015, mientras que ha subrayado que en el segundo trimestre de 2016 se registrará una "clarísima mejoría" en los resultados.
En estos meses, la firma ha renegociado las tarifas de todos los proveedores y se han eliminado todas las referencias de venta que generaron márgenes negativos en 2015. "Estamos controlando nuestro endeudamiento y nuestro fondo de maniobra, asegurando la liquidez, aunque, a veces, ésta nos impida acometer políticas más ambiciosas en nuestros aprovisionamientos", ha subrayado.
Manuel Arroyo, que lleva un año al frente de la compañía, ha reconocido que en este periodo ha tenido que tomar "dolorosas" decisiones y ha recalcado que el "campo de juego de Deoleo no está en el 'precio', sino en crear valor", enfocándose en la diferenciación.
Por otro lado, el consejero delegado ha lamentado que el aceite de oliva es un producto que en España está siendo utilizado por la distribución "como producto de tráfico", lo que unido a una capacidad de llenado muy infrautilizada ha llevado a primar los altos volúmenes a costa de su rentabilidad, donde no se están aprovechando las excelentes virtudes que posee.
"Vamos a pensar en global, con una cartera de marcas enfocada para consolidar e incrementar nuestro liderazgo en los cinco continentes, dignificando el aceite de oliva donde se considere categoría de tráfico, diferenciando nuestra propuesta para el consumidor y enfocándonos en él para satisfacer sus necesidades", ha subrayado.
LA CALIDAD, MOTOR DE CRECIMIENTO
Por su parte, el presidente de Deoleo, José María Vilas, ha recalcado que 2015 fue un "año difícil" para la compañía por los elevados precios del aceite de oliva en origen, con máximos históricos que lastraron los resultados del grupo.
Vilas se muestra optimista de cara al futuro y señala que entre los retos de la firma está centrarse en los países con mayor potencial, aunque el nuevo plan de negocio se centra fundamentalmente en la "calidad y el desarrollo de las marcas como palancas de crecimiento".
"La calidad, junto con la innovación y la internacionalización nos ha llevado a ser líderes mundiales en aceite de oliva envasado. Por eso debemos tener en cuenta que la calidad es indudablemente el motor de crecimiento de la compañía y la garantía para consolidar y ampliar nuestro liderazgo mundial", ha subrayado Vilas.
De esta forma, Deoleo aboga por la implantación en España del sistema de trazabilidad italiano y apuesta por la coordinación con el Consejo Oleícola Internacional (COI) frente a los movimientos proteccionistas que están surgiendo en Estados Unidos y otros países para que existan unas normas internacionales que rijan por igual para todos los países.