Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acordado el primer Convenio Estatal del Metal, que blinda la negociación colectiva provincial

La Comisión Negociadora del Acuerdo Estatal del Sector del Metal (AESM) ha alcanzado este martes un acuerdo para convertir el actual acuerdo del metal que venía rigiendo las condiciones laborales de los trabajadores del sector en Convenio Colectivo Estatal del Metal, según informaron los sindicatos.
En concreto, el acuerdo se transforma en el Convenio Estatal de la Industria, la Tecnología y los Servicios del Sector del Metal (CEM), que afecta a cerca de 800.000 trabajadores y por convenios de empresa a otros 200.000.
Los sindicatos expresaron en sendas notas su satisfacción por el acuerdo para el primer convenio estatal del metal, una "vieja reivindicación" sindical tras más de 20 años en vigor del acuerdo sectorial.
CC.OO. valora el "paso importante" dado con el convenio, que blinda la negociación colectiva de los ámbitos provinciales y se da cobertura a todos los trabajadores, si bien reconoce que le hubiera gustado "ir un poco más lejos".
Asimismo, el secretario de Negociación Negociación Colectiva y Salud Laboral de MCA-UGT, Jesús Ordóñez, ha destacado además que el convenio incluye "aspectos novedosos" como la ultractividad o vigencia pactada en los convenios de ámbito inferior, que "va a permitir que no decaiga ningún convenio, relegando lo aprobado en la reforma laboral".
LOS CINCO PUNTOS PRINCIPALES.
Entre los cinco principales puntos del convenio que no contemplaba el antiguo Acuerdo Estatal del Sector del Metal, CC.OO. destaca que se dota de ultractividad a los convenios de ámbito provincial, por lo que mantendrán su vigencia salvo pacto en contrario. Este pacto en contario solo afecta a cuatro convenios. Huesca y Álava limitan la ultractividad a 24 meses, dos años Cuenca y cuatro Navarra.
Asimismo, el convenio, que será firmado en próximas fechas, establece como salario mínimo sectorial el que fija cada uno de los convenios provinciales para su ámbito. Por lo tanto, si decayera algún convenio provincial, los trabajadores de esa provincia mantendrían su salario al estar recogido en el convenio de ámbito superior.
También incluye un párrafo en el ámbito funcional del convenio que pone límites a la proliferación de convenios de empresas multiservicios y combate uno de los efectos más perversos de la reforma laboral de 2012.
De igual forma, se amplían las competencias de la comisión paritaria del convenio para que la negociación colectiva del sector esté más viva. A partir de ahora, tendrá capacidad de citar a las partes e intervenir en aquellos convenios de ámbito provincial que, transcurrido un año desde la denuncia, no hayan llegado a un acuerdo.
En materia de igualdad, se incluye un capítulo que recoge el compromiso de desarrollar un marco normativo sectorial que garantice el derecho fundamental a la igualdad de trato y no discriminación en la próxima negociación.
De esta forma, se negociarán medidas para prevenir la discriminación por orientación o identidad sexual, edad, raza o etnia, acciones positivas y las medidas necesarias para favorecer la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, en relación con los planes de igualdad y prevención de acoso sexual y por razón de sexo.
Además, se creará la comisión sectorial por la igualdad, a la que se le atribuirá las competencias necesarias para facilitar el alcance de la igualdad efectiva en las empresas del sector.