Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acusan al multimillonario Robert Allen Stanford de un supuesto fraude masivo

La Comisión del Mercado de Valores (SEC, en inglés)ha hecho públicos este martes los cargos, al tiempo que agentes de la policía federal tomaban las oficinas de Stanford en Houston (Texas). La SEC ha acusado al magnate amenta del cricket y a dos de sus altos ejecutivos de Stanford Financial Group de la venta fraudulenta de 8.0000 millones de dólares (6.362 millones de euros) a través de la venta de "certificados de depósito" del Stanford International Bank Ltd., con sede en Antigua, con los que prometía "unas altas tasas de interés, improbables e infundadas".
La SEC le acusa a Stanford de engañar a los inversores, a los que vendió títulos a plazo fijo conocidos como certificados de depósito con unas tasas de interés "improbables y no justificadas".
Para hacerlas más verosímiles, el Banco Internacional Stanford, con sede en Antigua, presuntamente urdió una trama de mentiras, según la SEC.
El financiero supuestamente aseguró que había logrado una rentabilidad de dos dígitos durante los últimos 15 años y garantizó a las víctimas que sus depósitos estaban seguros, pues invertía principalmente en instrumentos financieros "líquidos", lo que, según la SEC, era falso.
El banco decía contar además con un equipo de más de 20 analistas para vigilar las operaciones y que estaba sujeto a las auditorías anuales de las autoridades de Antigua, lo que también era erróneo, según la SEC.
Cuando los inversores se pusieron nerviosos tras el descubrimiento del fraude presuntamente llevado a cabo por Bernard Madoff, el Banco de Stanford les dijo que no tenía ninguna inversión "directa o indirecta" en sus fondos.
En realidad, el mencionado banco perdió unos 400.000 dólares en la trama de Madoff, según la SEC.
Fraude masimo amparado en promesas falsas
"Standford y un pequeño círculo de familiares y amigos con los que dirige sus negocios perpetraron un fraude masivo basado en promesas falsas y datos históricos de rentabilidad inventados para aprovecharse de inversores", ha afirmado en un comunicado Linda Chatman Thomsen, directora del departamento de investigaciones de la SEC.
Por su parte, Rose Romero, directora regional de la oficina de la agencia en Fort Worth (Texas),  haremarcado que el fraude tiene una magnitud "sorprendente" y que "ha extendido sus tentáculos por todo el mundo".
Se trata del segundo fraude a gran escala destapado en Estados Unidos en poco más de dos meses, después de que en diciembre se revelara el llevado a cabo por Madoff, quien ha confesado que asciende a 50.000 millones de dólares, según la fiscalía. PFG.