Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adicae pide una solución "justa" para los afectados por las preferentes "sin ningún tipo de quita"

La asociación considera que plantear que los afectados asuman pérdidas es un "despropósito"
La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) ha pedido que el Real Decreto que aprobará el Gobierno el próximo viernes en relación con la comercialización de preferentes incluya una solución "justa" para los afectados "sin ningún tipo de quita".
En declaraciones a Europa Press, Fernando Herrero, representante de la asociación, ha subrayado que plantear cualquier tipo de quita o pérdida para los afectados por la comercialización "masiva" de este producto bancario "es un despropósito que Adicae no va a tolerar".
Herrero ha reconocido que la organización no está en contra de que se tomen medidas para que lo ocurrido no vuelva a suceder en un futuro, "pero no se puede hacer borrón y cuenta nueva, hay que arreglar primero la situación de un millón de familias que aún siguen sin una solución".
"Las quitas son inaceptables cuando hablamos de personas que compraron estos productos bajo engaño", ha aseverado el representante de la asociación, quien considera que el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, "no está respondiendo al problema".
100.000 EUROS, UN LÍMITE SORTEABLE
Por otra parte, Adicae se ha referido al la inversión mínima de 100.000 euros que el Gobierno exigirá a los inversores de preferentes en entidades no cotizadas.
Fernando Herrero ha destacado que, con la reestructuración del sistema bancario, "todas las cajas pasarán a cotizar en Bolsa, por lo que podrán comercializar preferentes a un precio menor". Además, cree que la normativa "no garantiza nada, pues si el inversor firma un documento, puede adquirir el producto".
En este sentido, la organización ha resaltado que el "problema" de las preferentes "no es de normativa, sino de supervisión". "No creemos que la normativa anterior fuese buena, pero lo que ha ocurrido en este caso es que falló el órgano encargado de supervisar esas operaciones", ha concluido.