Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adif abre mañana la puja por su red de fibra óptica por 450 millones

Adif aprobará mañana licitar el contrato de cesión a una empresa privada de la gestión y explotación de su red de fibra óptica, una de las mayores del país, por un importe de 450 millones de euros, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.
La medida, que aprobará el consejo de admininistración de Adif, se enmarca en el plan de racionalización de activos puesto en marcha por este operador ferroviario público, con el fin de reducir costes y lograr ingresos adicionales.
En virtud de este plan, en la actualidad, la compañía tiene abierto el concurso público para ceder también a la iniciativa privada la explotación de los aparcamientos de las 51 principales estaciones ferroviarias.
Además, tiene en marcha subastas para vender hasta unas 1.500 viviendas y otros activos inmobiliarios, y unas 800 estaciones de tren en desuso.
En el caso de la red de fibra óptica, constituye una de las 'joyas de la corona' de Adif. Consiste en un tendido de 16.000 kilómetros de red, que se extiende a lo largo de las líneas de tren y conecta las principales ciudades españolas. La compañía pública lo explota alquilando su capacidad a operadoras, empresas e instituciones públicas.
El pliego del concurso público para la concesión de esta red a una empresa privada que mañana aprobará Adif contempla la posibilidad de que las empresas interesadas presenten ofertas que comprendan un periodo de concesión de distintos años comprendidos entre los diez y los veinte.
El presupuesto de licitación del contrato oscila así entre los 343 millones de euros para el caso de un plazo de explotación de diez años y los 450 millones de euros para un periodo de veinte años, según detallaron a Europa Press en fuentes del sector. En ambos casos, se trata de importes sin IVA.
Con todas estas iniciativas, Adif, que soporta una deuda de unos 14.000 millones de euros, busca poner en valor todos aquellos activos no directamente relacionados con la actividad ferroviaria, con el fin de centrar todos sus esfuerzos en su función principal, la de construcción, mantenimiento y explotación de líneas e infraestructuras ferroviarias.