Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Admitida a trámite la segunda acción colectiva de Asufin para reclamar gastos hipotecarios

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid ha admitido a trámite la segunda acción colectiva impulsada por Asufin en relación con la reclamación de los gastos hipotecarios, que está dirigida a las entidades Popular, Bankinter, Banco Pastor y Abanca.
La asociación, que ha presentado tres demandas colectivas en relación con este tema, de las que dos han sido ya admitidas a trámite, ampliará esta demanda a otras entidades, como Liberbank, Ibercaja, Cajamar y UCI.
Los afectados que quieran incorporarse a esta demanda para intentar lograr la anulación de sus cláusulas de gastos hipotecarios y la restitución de las cantidades cobradas por este concepto podrán hacerlo hasta el próximo 3 de septiembre.
Los gastos de formalización de préstamos hipotecarios reclamados en estas acciones son los correspondientes a la notaría, el registro de la propiedad, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, la verificación de la situación registral, la tasación y la gestoría.
La pasada semana, otro juzgado de Madrid admitió a trámite la acción colectiva de Asufin contra Santander, CaixaBank, Bankia y Sabadell en relación con los gastos de formalización de hipotecas y queda pendiente una tercera demanda colectiva, en este caso dirigida a Kutxabank, Deutsche Bank, ING y Banco de Caja España.
Según ha explicado el letrado del caso Agenor Gómez, el fundamento de la declaración de nulidad de estas cláusulas "no es tanto la falta de transparencia como el desequilibrio impuesto por los bancos a su favor, que hacen recaer sobre los consumidores la totalidad o mayor parte de los gastos, sin una distribución equitativa y trasladando al consumidor costes que legalmente les corresponden a los bancos".