Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aena deberá recibir una compensación si deja de operar el aeropuerto murciano de San Javier

Aena deberá recibir una compensación en caso de que deje de operar el aeropuerto de San Javier de Murcia, según indicó la ministra de Fomento, Ana Pastor.
En cuanto a la futura explotación del nuevo aeropuerto de la región, deberá salir a concurso público, apuntó la titular de Fomento en la rueda de prensa de presentación de los Presupuestos de su Departamento para 2014.
Pastor explicó que la reunión mantenida en la mañana de este lunes por el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, con representantes de Aena y el Ministerio de Fomento ha tenido como objeto "avanzar en un proceso por el que Aena dejara de prestar servicio en el aeropuerto de San Javier".
"Para que Aena deje de prestar este servicio, debe ser compensada", ha asegurado la titular de Fomento, que además indicó que eso no tiene nada que ver con el proceso abierto en Murcia para explotar el otro aeropuerto, "que debe salir a licitación".
Por la mañana, tras la reunión, el presidente regional anunció que Gobierno de Murcia firmará en los próximos días un acuerdo con Aena para cerrar el aeropuerto de San Javier con el fin de "hacer rentable" el aeropuerto internacional. Valcárcel apuntó que el cierre podría producirse en el primer semestre de 2014 si el proceso se desarrolla "con normalidad".
Murcia promovió el aeropuerto internacional a través de un contrato de concesión con un consorcio privado, liderado por Sacyr, al que en 2007 adjudicó la construcción y explotación de la infraestructura, si bien el pasado 26 de septiembre rescindió este contrato con el fin de poner en servicio "cuanto antes el aeródromo".
Posteriormente, la sociedad concesionaria del nuevo aeropuerto solicitó 'preconcurso' de acreedores para reestructurar la deuda de 200 millones de euros que soporta, mientras que estudia la posibilidad de reclamar indemnizaciones a Murcia.