Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aena sanciona al coordinador de Mallorca por "falsear voluntariamente" datos de un suceso al informar a AESA

El gestor aeroportuario Aena ha sancionado con 31 días de empleo y sueldo al coordinador de Programación y Operaciones del aeropuerto de Palma de Mallorca por la falta muy grave de "falsear voluntariamente" en un informe enviado a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) los datos de un suceso de seguridad operacional ocurrido el 18 de junio de 2013.
Así lo afirma el Gobierno en respuesta a la diputada de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) Ascensión de las Heras, quien se interesó por conocer los motivos de la sanción al denunciar el comité de empresa del aeropuerto que el expediente disciplinario es "improcedente, inverosímil e injusto" ya que se deriva de una notificación a AESA que es "preceptiva" según la normativa tras detectarse un problema que podría afectar a la seguridad operacional de las instalaciones.
En su texto, que recoge Europa Press, el Ejecutivo desmiente que se haya sancionado a este trabajador por notificar a la AESA del suceso y asegura que se debe a que el coordinador "notificó un suceso que no se había producido en los términos que él indicó" y dio una información que "no se ajustaba en absoluto a la realidad de lo sucedido, además de no seguir el procedimiento establecido para dichos sucesos".
ACREDITADO EN LA INSTRUCCIÓN.
El Gobierno abunda en que el expediente sancionador fue incoado en junio de 2013 para "esclarecer los hechos y determinar las posibles faltas en que pudiera haber incurrido el trabajador por el posible incumplimiento de las tareas y funciones de su puesto de trabajo".
Así, durante la tramitación del expediente "quedó acreditado" según el Ejecutivo que el coordinador "incumplió las obligaciones concretas de su puesto de trabajo e incurrió en una actuación trasgresora de la buena fe contractual y desleal con la empresa, falseando voluntariamente los datos en las informaciones del servicio que reflejó en una comunicación que dirigió a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea".
"El expediente disciplinario no cuestiona el compromiso de Aena con la seguridad operacional, ya que dicho expediente no se refiere a esa materia", insiste el Ejecutivo que, sin explicar en ningún momento cuál fue el incidente que se produjo, asegura por último que la investigación sobre los hechos sólo tenía como objetivo "comprobar que se había actuado de forma correcta ante la emergencia".