Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La reunión entre el comité de Aernnova y la empresa concluye sin acuerdo y se someterán a una mediación

La reunión celebrada este jueves entre el comité de empresa de Aernnova en Berantevilla (Álava) y la dirección han concluido sin acuerdo y se someterán a la mediación del Gobierno vasco, según han informado fuentes del comité a Europa Press.
Ambas partes mantienen abierto un proceso de negociación en torno al convenio y a la salida "voluntaria" de 140 personas de la empresa, después de que el pasado año la compañía retirara un ERE extintivo planteado para más de 130 trabajadores. La empresa había fijado este próximo viernes como fecha límite para llegar a un acuerdo.
El comité y la empresa mantienen contactos continuos y la última reunión ha sido este jueves por la mañana sin que se haya llegado a un acuerdo. En la reunión celebrada el día antes, este miércoles por la tarde, el comité pidió la mediación del Gobierno vasco ante el "bloqueo" que se produjo en ese encuentro.
Fuentes del comité han señalado que en esa reunión la empresa les instó a modificar la última propuesta que habían realizado porque les parecían "insuficientes" los movimientos. Por su parte, el comité le trasladó que debía ser la dirección la que presentara una nueva propuesta y le instó a dar una respuesta a sus nuevos planteamientos.
El comité ha indicado que, ante la "negativa" de la empresa a presentar una propuesta, pidieron la mediación del Gobierno vasco y, en la reunión de este jueves por la mañana, Aernnova ha reiterado que no va a entregar más propuestas "hasta que el comité vuelva a hacer una nueva" y han aceptado finalmente la mediación del Gobierno vasco.
Por lo tanto, la reunión ha concluido sin acuerdo y este mismo viernes el mediador se reunirá con el comité de empresa y la próxima semana lo hará con la empresa.
El comité ha acusado a la empresa de "bloquear la negociación" y cree que, con el plazo que había establecido para el 18 de marzo y que ahora, con la mediación del Gobierno vasco, quedaría en el aire, lo "único que quería era forzar y presionar al comité".