Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Afectados por aportaciones subordinadas de Eroski rechazan el canje porque "el ahorrador asumiría pérdidas"

Anuncia que reclamarán las subordinadas de Fagor por la vía judicial con demandas individuales contra los bancos que las comercializaron
Representantes de la asociación de personas afectadas por las aportaciones subordinadas de Eroski y Fagor Kaltetuak-Afectados han criticado este jueves las negociaciones que están llevando a cabo Eroski, Kontsumobide y los bancos que comercializaron sus subordinadas rechazando la propuesta que ha trascendido para canjear dos emisiones de este producto al considerar que es "no admisible" porque supone que "las pérdidas serían asumidas por los ahorradores".
La asociación ha comparecido, a petición del PSE, ante la Comisión de Desarrollo Económico y Competitividad del Parlamento vasco donde ha hecho referencia a varias informaciones que este jueves han dado a conocer que Eroski está diseñando, junto a las entidades financieras que comercializan sus aportaciones financieras subordinadas, un plan para canjear dos emisiones de este producto, conocido como 'deuda perpetua', por bonos de vencimiento a largo plazo, con quita y liquidez.
El portavoz de la asociación Jose Antonio Urrutia ha incluido a Kotsumobide en esta negociación con Eroski y los bancos para criticar sus gestiones, ya que cree que "tras pedir durante más de diez meses a los afectados silencio y discreción, el Gobierno vasco, a través del Instituto vasco de Consumo, ha conseguido plantear una propuesta no admisible" para los afectados. "¿Realmente están defendiendo los intereses de los usuarios y consumidores?", se ha preguntado.
Según se ha dado a conocer en los medios de comunicación, la opción con más respaldo implica una quita del 30 por ciento; el pago de un 15 por ciento en metálico y el 55 por ciento en bonos de Eroski a doce años.
Urrutia ha criticado esta propuesta asegurando que de los 845 millones de las subordinadas de Eroski y Fagor, "los 185 millones que corresponden a Fagor están perdidos y ya veremos si se recupera algo por la vía judicial". Además, ha considerado que si finalmente se confirman estas informaciones, la quita sería de 200 millones de euros, "otros 200 millones que nos piden que se regalen", ha indicado.
Respecto al 55 por ciento en bonos de Eroski, que cifra en unos 366 millones de euros, se ha preguntado qué seguridad se le da a los afectados con este producto "cuando la propia consejera vasca de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, reconoció que el Gobierno estaba preocupado por la situación complicada de Eroski". "De los 845 millones emitidos simplemente nos aseguran en metálico 99 millones, el 11,8 por ciento de todas las emisiones", ha criticado.
Además, ha asegurado que serán los bancos quienes pongan este 15 por ciento en metálico y ha señalado que les consta que las entidades bancarias son las que quieren que acepten porque creen que "no están dispuestos a poner más dinero sobre la mesa". "Las pérdidas las estamos asumiendo los ahorradores y la quita negociada también", ha lamentado.
FAGOR
La asociación, que había acudido a la Cámara para informar de la situación actual de las personas afectadas por aportaciones financieras subordinadas ante la suspensión de pagos de Fagor Electrodomésticos, ha recordado que la Ley vasca de Cooperativas establece que el vencimiento de los productos no se realizará hasta la liquidación de la cooperativa, hecho por el que considera que la Administración vasca tiene una "clara responsabilidad" en esta situación.
Al respecto, ha denunciado que por el carácter de subordinadas de estos productos, la normativa establece que los afectados serán "los anteúltimos a la hora de cobrar". "Si una empresa se liquida suele ser porque no hay dinero, por lo que lógicamente, si nos situamos los anteúltimos, esto quiere decir que no se va a recuperar nunca", ha denunciado antes de insistir en que no hay posibilidades de recuperar este dinero "por las buenas".
Ante esta situación y tras denunciar que "casi todas las puertas" se les han cerrado, ha anunciado que ya han mantenido contactos con varios abogados para analizar la posibilidad de abordar este asunto por la vía judicial con demandas individuales dirigidas contra los bancos que vendieron estos productos solicitando la anulación de contrato "por error o vicio en el consentimiento". "En el tema de Fagor no queda ninguna otra vía", ha reiterado antes de insistir en que la situación es "bastante similar" en Eroski "salvo un milagro".