Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Afectados por preferentes fuerzan el cierre de dos oficinas de Caja Cantabria en Torrelavega

Se quejan de la última propuesta de Menéndez sobre el canje por acciones o bonos convertibles, extremo que niegan desde Liberbank
Afectados por las participaciones preferentes de Caja Cantabria han respondido a Manuel Menéndez, presidente de Liberbank -el banco en el que se integra esta entidad junto con Cajastur y Caja Extremadura-, obligando a cerrar oficinas en Torrelavega.
Y es que cerca de medio centenar de clientes de la Caja cántabra se han acercado este jueves a las sucursales del municipio para protestar por la respuesta de Menéndez en la reunión que mantuvo el pasado martes con dos portavoces de la plataforma de afectados, a los que, según han informado estos últimos, trasladó la intención de Liberbank de canjear las preferentes por acciones o bonos convertibles en acciones, frente a los depósitos a plazo fijo por cuatro años planteados a comienzos de este verano, extremo que niegan desde Liberbank.
Ante esto, afectados de Caja Cantabria se han dirigido esta mañana a las oficinas de Torrelavega --donde todos los jueves se celebra el mercadillo semanal-- y han conseguido cerrar dos sucursales: la principal, ubicada en la calle José María de Pereda, que ha estado sin atender al público durante "al menos" dos horas, de diez a doce del mediodía, y la que se sitúa en la entrada desde Santander, en la calle Ceferino Calderón, que ha permanecido cerrada durante "una hora", según han indicado a Europa Press miembros de la plataforma de las preferentes.
Los clientes afectados por este producto de inversión complejo, que se comercializó como si fuera un plazo fijo seguro, han organizado 'pitadas' frente a las oficinas de Caja Cantabria en Torrelavega, ante las que han desplegado pancartas y pegado carteles alusivos a la "estafa masiva" de la que han sido víctimas.
Ataviados con las habituales camisetas sobre "el engaño" del que denominan "corralito español", han reclamando, a gritos y con altavoces, que les devuelvan su dinero y ahorros, y han llamado "chorizos", "ladrones" y "estafadores" a directores y empleados de la Caja, entidad que suma 178 millones de euros en participaciones preferentes (emitidas en los años 2001, 2003, 2006 y 2009 y repartidas entre cerca de cinco mil clientes).
MEDIDAS POR LA TOMADURA DE PELO
El cierre de oficinas constituye, como ha señalado a Europa Press Fernando San Juan, portavoz de los afectados, "la primera respuesta a Menéndez" por sus manifestaciones en el encuentro del martes, celebrado gracias a la "mediación, disposición y compromiso" del presidente cántabro, Ignacio Diego, que también asistió, y en la que Menéndez aludió al canje por acciones o bonos convertibles en acciones.
Con esta medida también censuran el "comportamiento de todos los empleados de Caja Cantabria, que siguen ignorando nuestras quejas y nos están ninguneando", ha añadido San Juan. También ha avanzado que esta acción se seguirá de otras los próximos días, alguna de las cuales será "muy sonada". "No nos vamos a rendir", ha asegurado.
Sobre la reunión, los portavoces que asistieron consideran que fue "insatisfactoria" además de una nueva "tomadura de pelo", que se suma al "engaño" en sí de las preferentes, a la alternativa inicial planteada ("un préstamo de nuestro propio dinero") y a la posibilidad de que se modifiquen las condiciones de la solución de un plazo a cuatro años, a raíz de la rectificación del 'hecho relevante' publicado en junio por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores).
"Menéndez nos comunicó que tenían pensado canjear las preferentes por acciones o bonos convertibles en acciones, obviando completamente la comunicación de Liberbank a la CNMV en donde indicaban que dicha conversión se efectuaría por depósitos", señalan los afectados, en un comunicado en el que censuran el hecho de que Menéndez se mostrara "sorprendido de la existencia de su propio hecho relevante".
"No sabemos si fue un ejercicio de cinismo, desfachatez, olvido selectivo o la unión de todas ellas", se lamentan los portavoces de afectados por preferentes de Caja Cantabria, que también se quejan de que el presidente de Liberbank señalara que "la comercialización de este producto fue absolutamente correcta en la mayoría de los casos".
De igual modo, los asistentes a la reunión del martes también denuncian que el también presidente de Cajastur quisiera "eludir por completo sus responsabilidades, indicándonos que el problema lo teníamos con Caja Cantabria y no con ellos", cuando a su juicio Liberbank es "responsable de todo lo que se hace y de todo lo que se ha hecho en Caja Cantabria".
"La reunión, además de infructuosa fue desconcertante y no nos deja otro camino que el de seguir la lucha iniciada hace ya siete meses y que en las próximas semanas, dado el engaño, cinismo y falta de humanidad de los responsables de Liberbank, irá orientado casi por completo a Caja Cantabria, entidad que abusó de la confianza de cerca de cinco mil familias cántabras".
UN PROBLEMA DE CAJA CANTABRIA QUE HEREDA LIBERBANK
Sin embargo, fuentes oficiales de Liberbank han indicado a esta agencia que es "absolutamente falso" que se haya planteado como solución el canje por acciones o bonos convertibles en acciones. "En ningún momento", han sentenciado, para asegurar que continúa en "tramitación" la oferta de depósito por cuatro años. "Se sigue trabajando en la misma línea", han precisado las citadas fuentes.
En cualquier caso, desde el banco que preside Menéndez aseguran que la emisión y comercialización de participaciones preferentes es "un problema de Caja Cantabria que hereda Liberbank", que "no tiene ninguna responsabilidad" pero que está "buscando soluciones".
Además, según afirman, están "intentando" que esas soluciones "no perjudiquen" a los clientes con preferentes, extremo que "no depende de Liberbank", sino de entidades de control como la CNMV, el Banco de España o el Central Europeo, entre otras. Así, "si no es viable" el canje de plazo fijo propuesto, "se buscarán otras alternativas".
MENSAJES A LA CAJA Y LIBERBANK
Los afectados por las preferentes que se han manifestado en Torrelavega este jueves han portado carteles con críticas a la Caja y Liberbank. Así, podía leerse 'Liberbank junto con Caja estafan', 'Caja Cantabria nos roba nuestro dinero', 'Busca otro lugar para tus duros, aquí en Caja Cantabria no están seguros' o 'Crearon las preferentes para engañar a la gente'.
Además, a través de las pancartas los afectados han reclamado su dinero y ahorros. 'Exigimos soluciones a las preferentes', 'Nos han robado todo el esfuerzo de una vida entera' o 'Exigimos la devolución del 100% de nuestro dinero por mentirnos y omitir todos los datos de la complejidad del producto', rezaban algunos de los mensajes.
Con estas acciones, los clientes "engañados" pretenden demostrar su "fuerza" porque, como avisan, "lucharemos hasta el final". "No nos vamos a rendir", concluyen.