Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agbar avisa de que cualquier decisión del Área Metropolitana de Barcelona deberá estar "de acuerdo con la ley"

El presidente de Agbar, Àngel Simon, ha avisado este viernes de que cualquier decisión que tome el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) respecto a la sociedad mixta de gestión del agua deberá estar "de acuerdo con la ley", no contradecir los acuerdos previamente firmados y tener las mayorías cualificadas que correspondan.
Lo ha dicho en declraciones a los medios después del acto de conmemoración del Día Mundial del Agua en el Museu de les Aigües de Agbar en Cornellà de Llobregat (Barcelona), después de que el TSJC haya anulado esta concesión de la empresa público-privada controlada por Agbar para gestionar el agua del AMB porque ve insuficientemente justificado que no se adjudicara por concurso, y después de presentarse varios recursos judiciales --ha trascendido uno de Acciona y otro de Aguas de Valencia--.
Simon ha remarcado que el servicio de la sociedad mixta está garantizado y que la concesión no está anulada, porque la sentencia del TSJC es provisional y la compañía lo recurrirá ante el Tribunal Supremo.
Al ser preguntado por si Agbar ha calculado qué indemnización le correspondería en caso de que el AMB optara finalmente por una gestión pública del agua, Simon ha respondido que este escenario no está en los "esquemas" de la compañía y que no lo han calculado.
Sin embargo, ha puesto algunos ejemplos de ciudades en las que la gestión ha pasado a manos públicas, como Berlin, donde ha asegurado que la administración ha tenido que pagar 2.000 millones de euros "por hacerlo de acuerdo con la ley".
También ha puesto el ejemplo de Buenos Aires, donde ha afirmado que este proceso se hizo "sin estar de acuerdo con la ley" y le ha costado al gobierno 15 años de pleitos y una sentencia con un coste de 1.500 millones de dólares.
FONDO SOCIAL
En su discurso durante el acto, Simon ha hecho una crítica a las administraciones públicas, argumentando que Agbar subvenciona el 100% de los recibos de las familias sin recursos para no cortarles el suministro de agua, mientras que sólo el 50% de la factura corresponde a la compañía.
"Obviamente, cuando nosotros otorgamos la subvención a las familias, el coste del agua en alta lo pagamos, pero, en cambio, no lo repercutimos", ha argumentado en declaraciones a los medios, y ha añadido que le gustaría que hubiera paridad de esfuerzos a la hora de subvencionar el recibo del agua.
El director general de Agbar, Ignacio Escudero, ha explicado que el fondo de solidaridad de la compañía ha beneficiado hasta ahora a 13.000 familias del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) que no tienen recursos para pagar las facturas de suministro del agua.
Escudero ha defendido que Agbar es consciente de que el agua es un bien de primera necesidad y por este motivo no ha dejado de suministrarla "a nadie que no lo pueda pagar".
AUSENCIA DE BALMÓN
El acto ha contado también con la participación del secretario general de UGT, Josep Maria Álvarez, y el secretario general de la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Josep Ginesta, pero con la ausencia del alcalde de Cornellà y vicepresidente de la AMB, Antonio Balmón, que ya se ausentó este jueves en un acto también organizado por Agbar.
Al ser preguntado por la ausencia de Balmón en el acto, Simon ha afirmado que no veía "ninguna relación" con la reciente sentencia del TSJC, aunque ha subrayado que es una impresión personal.
El secretario general de UGT, Josep Maria Álvarez, ha insistido en que "no se le puede negar el acceso a un bien común como el agua" a quien no tenga recursos económicos, y ha felicitado a Agbar por su fondo de solidaridad, aunque ha sostenido que hay que estar alerta para que nadie se quede sin suministro.
Álvarez ha constatado que el mundo está viviendo tiempos complejos para el abastecimiento de agua por el cambio climático, y ha remarcado que es necesario fomentar una cultura sostenible del agua "aunque a veces no sea lo más favorable para las cuentas de resultados de las compañías".
El secretario general de la Conselleria de Trabajo, Josep Ginesta, también ha insistido en la necesidad de hacer un uso responsable, justo y "solidario" del agua, y ha aplaudido también el fondo de solidaridad de Agbar para no dejar a nadie sin suministro.