Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agencia Negociadora calcula que el diferencial sobre el Euríbor de las hipotecas será inferior al 1% en 2015

El diferencial de tipo de interés sobre el Euríbor, base para la determinación del tipo de interés que se paga por una hipoteca, caerá por debajo del 1% antes de que finalice el primer trimestre de 2015, según el análisis del Observatorio de la Financiación Familiar de Agencia Negociadora.
La agencia ha señalado que esto supondrá que las nuevas hipotecas que se firmen tendrán un tipo de interés real inferior al 2%. Además, se prevé que se concedan importes por encima del 80% del valor del inmueble y mayores plazos de amortización, en función de la edad y del perfil socioeconómico del solicitante.
La Agencia Negociadora ha constatado desde el final del verano un "incremento notable" (del 8%) en la demanda de crédito hipotecario solvente, es decir, aquel que las entidades consideran fiable.
GUERRA HIPOTECARIA
En este sentido, ha indicado que el aumento de la confianza en la economía, la recuperación del mercado inmobiliario, las mejores perspectivas de empleo, pero también la necesidad de las entidades en cubrir sus objetivos comerciales ya están teniendo su efecto "al prever una 'guerra comercial' hipotecaria cuyos primeros pasos están ya dados".
Así, las entidades, que recientemente lanzaron sus ofertas con diferenciales del 2% ya han mejorado el precio y están por debajo de esa cota.
Con todo, la Agencia Negociadora insiste en que las entidades exigen unos altos niveles de vinculación: domiciliación de nóminas o saldos medios mínimos mensuales, suscripción de seguros y planes de pensiones (entre otros productos de ahorro) y contratación y uso mínimo mensual de tarjetas de crédito son los principales requisitos que exigen los bancos.
Por ello, estima que en 2015 habrá aumento neto de crédito hipotecario, así como descensos continuados en la tasa de morosidad de las entidades por este concepto.