Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agricultura homologa el contrato lácteo para ofrecer un marco estable y mejorar la transparencia

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha publicado este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el contrato de suministro de leche cruda de vaca con ámbito de aplicación en los ganaderos con código Rega, aprobado por la Interprofesional Láctea (Inlac) el pasado mes de diciembre.
En concreto, se trata de un contrato que ofrece a ganaderos e industria un marco estable para definir con transparencia sus relaciones contractuales.
El documento aprobado se adapta a lo establecido en las medidas adoptadas en el paquete lácteo e incorpora un sistema de arbitraje independiente para la resolución de las diferencias que puedan surgir entre las partes respecto de su interpretación o ejecución. El cumplimiento de este compromiso se realizará atendiendo en todo momento a lo previsto en la normativa reguladora del derecho a la competencia
En respuesta a los compromisos adquiridos tras la firma del acuerdo para la estabilidad y sostenibilidad de la cadena de valor del sector, InLac aprobó el 16 de diciembre un contrato tipo de compraventa de leche que mejora la trasparencia en las relaciones entre ganaderos y primeros compradores en el marco de lo previsto en la Ley 2/2000 de 7 de enero.
De esta forma, las cláusulas recogen aspectos como la duración, los periodos y el volumen de leche a entregar con un margen de variación del 10% o el tipo de precio, fijo, mixto o variable, referenciado a índices, así como las condiciones de pago. Otras estipulaciones tratan también de la calidad y trazabilidad de la leche, la duración y la prórroga o las condiciones de renovación y modificación del contrato.
El presidente de InLac, Ramón Artime, considera que este contrato es el resultado de una larga negociación de las organizaciones que integran Inlac, en la que se pone en valor su flexibilidad para llegar a un consenso en beneficio del sector lácteo español. "Este contrato regula de manera clara y precisa la relación entre productores y transformadores", ha subrayado.