Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agricultura incrementa en 6.800 toneladas la cuota de anchoa del Cantábrico

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha aumentado provisionalmente en 6.800 toneladas el tope máximo de capturas de anchoa del Cantábrico para la flota española.
En concreto, el Departamento ha tomado esta decisión tras conocer la presentación de la propuesta de la Comisión Europea de modificar al alza el Total Admisible de Capturas (TAC) hasta las 33.000 toneladas, frente a las 25.000 del TAC actual.
De esta forma, se incrementa en 6.120 toneladas el tope máximo de capturas para el primer semestre del año y en 680 toneladas la reserva establecida para la pesquería en el segundo semestre.
La revisión del TAC de anchoa en el Cantábrico-Noroeste era un compromiso conseguido en el Consejo de Ministros de la UE del pasado 14 y 15 de diciembre, siempre que se cumpliesen las salvaguardias de conservación y consenso.
El informe del comité económico científico y técnico de la pesca constató el buen estado del recurso, al comprobar que la biomasa y los reclutamientos de la anchoa eran los más altos de la serie histórica.
Ante esta situación, que permitía un TAC precautorio más alto para 2016, los sectores español y francés, plantearon, de común acuerdo cambiar la regla de explotación en base al nivel de biomasa existente.
Así, teniendo en cuenta la propuesta de Bruselas presentada al Consejo, y a pesar de que la misma tiene que pasar los trámites administrativos para su posterior aprobación por el Consejo de Ministros, se acuerda incluir este incremento en la cuota española y modificar, al alza, la cuota disponible, teniendo en cuenta el normal desarrollo de la pesquería.
Agricultura ha señalado que esta nueva situación va a permitir alargar la costera de la anchoa, que se desarrolla en el primer semestre del año, en un momento en que el nivel de desembarques estaba próximo a agotar la cuota asignada.