Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alcalá de Guadaíra pondrá todos los mecanismos necesarios para evitar el cierre de Puleva

El alcalde de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), Antonio Gutiérrez Limones, ha mostrado este jueves su desacuerdo con la decisión de la empresa Lactalis --antigua Puleva-- de cerrar la planta ubicada en la localidad y ha asegurado que pondrá en marcha todos los mecanismos necesarios para llevar a cabo un plan de viabilidad y evitar el cierre.
En una nota de prensa, Gutiérrez Limones, que ya se ha reunido con la dirección de la empresa, ha indicado que mantendrá próximamente un encuentro con todos los representantes de los trabajadores así como con todos los grupos municipales del Ayuntamiento para aunar esfuerzos y sumar herramientas que permitan que se lleve a cabo un plan de viabilidad.
El regidor ha reclamado al Gobierno central y al conjunto de las administraciones medidas para evitar el desmantelamiento industrial y políticas que impulsen el crecimiento económico.
En ese sentido, ha hecho hincapié en que las políticas industriales son las que incentivarán el crecimiento económico en nuestro país, que "ha perdido ya un 30% de producción industrial".
Cabe recordar que Lactalis ha tomado la decisión de concentrar su actividad productiva en Andalucía en su planta de Granada, donde trasladará la producción de su fábrica de Alcalá, que cesará su actividad una vez que se produzca el traslado de la producción.
La compañía ha explicado en su comunicado que va a iniciar negociaciones con los empleados "con la voluntad de mantener el empleo". Para ello les ofrecerá trasladarse a la fábrica de Granada y recolocaciones en otras plantas del grupo, "facilitando en todo lo posible su movilidad".