Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania advierte de que ningún banco puede "dormirse en los laureles"

Las autoridades financieras y bancarias alemanas han expresado su satisfacción con los resultados obtenidos por sus entidades en la evaluación integral realizada por el Banco Central Europeo (BCE) con la colaboración de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), aunque han advertido de que ningún banco puede "dormirse en los laureles".
La banca alemana, que con 25 entidades era la que mayor representación aportaba a las pruebas, por delante de las 15 de España e Italia, ha saldado su participación en el ejercicio con un único suspenso, protagonizado por Münchener Hypothekenbank, aunque este banco ha compensado posteriormente el déficit de capital de 230 millones detectado.
"Casi todos ellos (los 25 bancos alemanes examinados) llegaron a la línea de meta sin derribar siquiera una valla. Aunque, por supuesto, ningún banco puede dormirse en los laureles", indicó Elke König, presidenta del Supervisor Financiero de Alemania (BaFFin).
En este sentido, el responsable de supervisión bancaria del Bundesbank, Andreas Dombret, advirtió de que, aunque ninguno de los grandes bancos alemanes mostrase necesidades de capital en los test de estrés, "eso no significa que puedan sentarse a descansar".
"Los grandes bancos de Alemania tendrán que continuar esforzándose para mejorar sus posiciones de capital y su rentabilidad, especialmente en un entorno de competencia internacional", añadió Dombret.