Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alierta asegura que el dividendo de 0,75 está garantizado para los próximos cinco o diez años

El presidente ejecutivo de Telefónica, César Alierta, ha asegurado que el pago de un dividendo de como mínimo 0,75 euros está "completamente garantizado" para los próximos cinco o diez años, aunque finalmente no salga adelante la venta su filial en Reino Unido O2 al grupo Hutchinson.
En una conferencia con analistas, Alierta ha remarcado que la operadora está "totalmente comprometida" a mantener su actual política de dividendos los próximos años.
Asimismo, ha recalcado que "quizás", en caso de que la operación de venta de su filial británica se frustre, la compañía pagaría 0,40 euros en efectivo y 0,35 euros en 'script dividend', pero ha incidido en que la probabilidad de que esto ocurra es "prácticamente ninguna".
En este sentido, se ha mostrado "muy confiando" de que finalmente la venta de su filial británica y ha remarcado que la reacción de la Comisión Europea, que debe aprobar la operación en las próximos semanas, es "muy positiva".
El presidente de Telefónica ha señalado que Bruselas es "muy consciente" de la necesidad y la importante de digitalizar Europa y ha subrayado que el debate sobre si debe haber tres o cuatro actores en cada mercado es "irrelevante".
A este respecto, el director financiero de Telefónica, Ángel Vilá, ha agregado que las preocupaciones preliminares planteadas por la Comisión Europea no son "muy diferentes" a las que se registraron en fusiones anteriores similares que luego lograron "claramente" el visto bueno de Bruselas.
Sobre Telxius, ha explicado que la nueva filial de infraestructuras irá incorporando nuevos activos del grupo Telefónica a su cartera de forma progresiva que se sumarán a las 15.000 torres y el negocio de cables submarinos.
Asimismo, ha asegurado que tendrá una participación "más activa" en las oportunidades de crecimiento del sector, incluida la posibilidad de adquirir activos de otros actores, y prevé incrementar los servicios ofrecidos a otros operadores.