Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Almunia dice que la economía ya no está en caída libre, pero sigue cayendo

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, afirmó hoy que la economía ya no está en caída libre, pero hay que seguir reparando sus motores porque todavía sigue cayendo y aún son necesarios los estímulos fiscales y la reforma del mercado laboral.
En un encuentro organizado por el Foro Cinco Días, Almunia incidió en que es evidente que el mercado de trabajo funciona mal, y defendió que se tomen medidas para evitar que el paro se convierta en estructural, lo que no implica necesariamente asociarlo con un abaratamiento del despido.
Según Almunia, el mercado laboral en España no funciona bien, como lo prueba el hecho de que antes de la crisis tuviera una creación de empleo "impresionante" y en dos años esté a la cabeza de la UE en paro y destrucción de empleo.
A su juicio, son necesarias mejoras en el sistema de protección, -como las destinadas a prolongar la cobertura por desempleo- y en la negociación colectiva, donde a su juicio deben tener un papel más relevante los pactos individuales de empresa.
En opinión de Almunia, es inevitable que la Unión Europea asista a varios trimestres con paro en niveles "extraordinariamente" elevados, al igual que seguirá sufriendo varios trimestres con decrecimiento, aunque menor que en los periodos anteriores.
En su opinión, en este segundo trimestre todavía habrá cifras negativas, pero con decrecimiento menor que en los anteriores, y luego progresivamente "nos acercaremos a trimestres de crecimiento cero o positivo, que según la última previsión de la OCDE será en Estados Unidos antes de fin de año y en Europa a principios, mientras que el caso de España habrá que verlo con más prudencia todavía".
Junto con la urgencia por mejorar el empleo, el comisario también aseguró que es urgente restaurar el flujo de crédito, "porque las cifras de su concesión no están donde nos gustaría".
En este sentido, subrayó que así como en Estados Unidos las empresas dependen un 30% de la financiación bancaria y un 70% de otras vías, en Europa la proporción es la contraria por lo que la sequía del crédito afecta más aquí.
En cualquier caso, señaló con vistas a una próxima recuperación que tanto los gobiernos como el BCE y el resto de bancos centrales deben diseñar una estrategia de retirada, que deben iniciar los primeros con una "retirada ordenada" del estímulo fiscal y el BCE con una retirada del estímulo monetario.
No obstante, señaló que aunque es el momento de aplicar estrategias de salida "no hay que cerrar la puerta a nuevos estímulos".
Almunia aseguró que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE se aplica de manera "juiciosa, con flexibilidad y con sentido común", ya que esa disciplina no puede ser igual en momentos de expansión que de recesión, y añadió que el Pacto "saldrá vivo y coleando de la crisis".
Sobre la solución de subir impuestos para salir de la crisis, el comisario afirmó que depende de cada país, ya que algunos deben basar más su ajuste en poner límites al gasto y otros tienen margen por el lado de los impuestos.
En el caso concreto de España, subrayó que hay margen en algunas áreas y en otras no.