Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alsa amplía su negocio en Marruecos al empezar a operar en Tánger con una inversión de 20 millones

Alsa comenzará la próxima semana a explotar el transporte urbano de viajeros de Tánger, un servicio que tiene adjudicado para un periodo de diez años, y que prestará tras realizar una inversión de 20 millones de euros, según informó la empresa del grupo británico National Express, que además ha generado 325 empleos.
La compañía de autobuses amplía de esta forma su negocio en Marruecos, un país donde está presente desde 1999 y donde ya opera en Marrakech y Agadir, y que además considera que presenta "atractivas posibilidades de crecimiento en los próximos años".
Alsa pondrá en servicio de forma oficial el próximo viernes, 2 de mayo, el servicio de transporte urbano de Tánger, que ya venía operando de forma provisional desde el pasado mes de noviembre.
La empresa dará servicio a unos treinta millones de viajeros al año, a través de un total de 26 líneas urbanas y otras 17 metropolitanas.
La compañía explotará esta red de transporte con una flota inicial de 118 autobuses, que se ampliará hasta 155 unidades, compuesta por vehículos de Scania y Tata, carrozados en Marruecos, en dos factorías de Casablanca.
Se trata de autobuses de piso bajo y minibuses que equipan motores que garantizan bajas emisiones de CO2, según detalló Alsta en un comunicado.
Su mantenimiento se realizará en unas nuevas instalaciones que Alsa ha construido sobre un área de 30.000 metros cuadrados ubicado junto al campus universitario de la ciudad.
Para poner en marcha este servicio, Alsa ha realizado una inversión de 20 millones de euros y ha generado 325 puestos de trabajo. De ellos, 220 corresponden al personal de conducción y atención al cliente, que ha recibido ya los correspondiente cursos de formación.
La compañía aseguró que su objetivo es dotar a Tánger de un sistema de transporte urbano de calidad, al que aportará su experiencia en transportes "medioambientalmente sostenibles y tecnológicamente avanzados".
Así, el transporte en autobús de la ciudad contará con sistemas de información al viajeros mediante pantallas en las paradas, sistemas de posicionamiento de flota por GPS y abono de viaje inteligentes y sin contacto.