Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Àlvarez (UGT) cree que Rajoy no abordará la financiación autonómica hasta ver el resultado

"El déficit no puede situarse por encima de los derechos de las personas"
El secretario general de UGT de Cataluña, Josep Maria Àlvarez, ha considerado que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, no abordará un nuevo sistema de financiación autonómica hasta ver el resultado de la consulta soberanista convocada para el 9 de noviembre.
En una entrevista de Europa Press, Àlvarez ha sostenido que las negociaciones por un nuevo sistema requerirán un acuerdo más amplio: "Supongo que el presidente del Gobierno está esperando a ver qué pasa con la consulta del 9 de noviembre y no lo ha querido abordar porque en el fondo sabe que todo esto puede trastocar y obligar a hacer cambios que irán más allá de un acuerdo de financiación".
Rajoy sostuvo la semana pasada que ahora no tiene mucho sentido cambiar el modelo de financiación autonómica, y, aunque reconoció que "tiene sus dificultades y cosas que no están bien", añadió que con la pérdida de recaudación de 70.000 millones de euros entre 2008 y 2009, es imposible cambiar el sistema.
Para Álvarez, el actual sistema está superado desde la perspectiva de Cataluña, y es una "chapuza" porque son las comunidades quienes son responsables del gasto, si bien no tienen autonomía financiera para hacer frente a servicios de sanidad, educación y bienestar social.
Ha lamentado que sea el Gobierno quien toma las decisiones, teniendo "manga ancha para sus cosas" y trasladando a las comunidades el esfuerzo para reducir el déficit, con lo que, según ha dicho, son los ciudadanos los que reciben el castigo de este tipo de políticas.
"El déficit no puede situarse por encima de los derechos de las personas, de que los hospitales estén abiertos o de que las listas de espera no comporten la pérdida de vidas humanas", ha aseverado Àlvarez, que ha recordado que los funcionarios de la Generalitat siguen sin recuperar la paga extra, a diferencia de los trabajadores del Estado.
"EL GOBIERNO CATALÁN DEBE PLANTARSE"
Por ello, ha considerado que "el Gobierno catalán debe tener la valentía de plantarse y decirle al Gobierno que no puede cumplir porque no es justo, el sistema no le permite asistir las necesidades de la población ni cumplir con unos requisitos que el Gobierno no se aplica a sí mismo".
Sobre la salida de la crisis, ha dicho que la recuperación debe venir de la mano de las exportaciones, pero también de la demanda interna, y preguntado por el Pacto para la Industria de Catalunya, lo ha calificado de un brindis al sol y de política de escaparate: "Este país será industrial o no será, pero para hacerlo los que gobiernan no deben hacer fotos, sino política".
Así, para consolidar la recuperación económica es necesario, según Àlvarez, subir los salarios para aumentar el poder adquisitivo y reactivar el consumo, y ha sostenido que el paro seguirá siendo un "problema grave" de la sociedad, tal y como lo ha sido en el pasado.
Por ello, ha valorado positivamente que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, haya avanzado su intención de derogar la reforma laboral si gana las próximas elecciones generales: "Es la única manera de situar el mercado de trabajo en una posición que permita un proceso de negociación con la patronal y nos acerque a las relaciones laborales de Europa; no esta legislación que nos ha acercado más a Marruecos que a Francia o Alemania".
Preguntado por las afirmaciones que se hacen desde la Generalitat sobre que una Catalunya independiente reduciría la tasa de paro diez puntos o que el recibo de la luz sería un 20% más barato, ha pedido un debate "más rico" para que la población tenga toda la información económica y social necesaria para decidir.
PUJOL DEBE DAR EXPLICACIONES
UGT de Cataluña, que se ha posicionado a favor del 'derecho a decidir' y de que la ciudadanía sea consultada, si bien no se posiciona a favor de ninguna respuesta por las diferentes sensibilidades que conviven en el sindicato, ha admitido que el escándalo de la herencia en el extranjero sin regularizar del expresidente Jordi Pujol afecta a Cataluña, aunque ha defendido que es un proceso paralelo a la consulta.
"Creo que estamos todos un poco con cierta incredulidad, como si hubiéramos despertado de un sueño no esperado con una sensación de tristeza, y yo, sobre todo, esperando escuchar las explicaciones del presidente (Pujol)", ha sostenido, y ha considerado que el Parlamento catalán es un buen sitio para darlas.