Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvarez (UGT): "No me presento con la idea de un solo mandato"

El secretario general de UGT de Cataluña y candidato a relevar a Cándido Méndez en la confederación del sindicato, Josep Maria Álvarez, ha asegurado que no se presenta a la secretaría general con la intención de quedarse un solo mandato, sino que dentro de cuatro años podría repetir en caso de salir escogido en el 42º Congreso Confederal la próxima semana en Madrid.
En una entrevista de Europa Press, Álvarez ha asegurado, en respuesta a algunas críticas por su edad --cumplirá 60 este año y lleva 25 al frente del sindicato en Cataluña-- que está "física y mentalmente en condiciones de poder asumir esta responsabilidad".
"El congreso decide una dirección por cuatro años y quizá de aquí a cuatro años seguiré estando en plenas condiciones. No me presento con la idea de que deba ser un solo mandato", ha argumentado Álvarez, que de momento rivaliza con otros dos dirigentes: el secretario general de la Federación de Servicios para la Movilidad y el Consumo, Miguel Ángel Cilleros, y el secretario general de UGT-Canarias, Gustavo Santana.
Álvarez ha recordado que su candidatura ha recabado el apoyo de más del 50% de los 600 delegados que participan en el congreso, por lo que ha considerado que es "matemáticamente imposible" que los otros aspirantes puedan presentar sus candidaturas, ya que necesitan un 25% de avales.
"Cuando empiece el congreso veremos cada uno lo que tiene, yo no quiero quitarle ánimos a nadie y con los dos tengo una relación personal muy buena", ha manifestado Álvarez, que ha indicado que no cierra las puertas a hablar de una candidatura única.
"Es una cuestión que se plantea en el sindicato y en mi candidatura no estamos cerrados a hablar. Podría redondear el congreso", ha añadido, aunque ha subrayado que cualquier candidatura que obtenga más del 50% de los votos será igual de legítima que una candidatura única.
REDUCIR LA DIRECCIÓN
El líder de UGT en Cataluña ha destacado que una de las principales propuestas de su candidatura es, además de reducir la estructura del sindicato --pasará de seis federaciones a tres--, reducir también la "cabeza" de la organización.
"Los árboles a veces se tienen que podar, porque salen ramas que no dan fruto y absorben savia, y en el sindicato esto también se debe hacer", ha ejemplificado, y ha argumentado que UGT tiene el reto de convertir una situación de dificultad económica en una oportunidad para ser más eficaz y gastar menos recursos, lo que ha remarcado que no necesariamente debe comportar despidos.
Ha insistido también en la necesidad de hacer el sindicato más transparente, con la intención de recuperar el prestigio perdido, en parte por el "río de mierda" en el que se han visto inmersos, refiriéndose a los casos de corrupción.
PROCESO EN CATALUÑA
En cuanto a la posición del sindicato respecto al proceso soberanista en Cataluña, Álvarez ha considerado que lo que tiene que hacer UGT es "pedir más diálogo, más entendimiento y más derechos, aquí y en todos sitios", y ha defendido el derecho a decidir de los ciudadanos.
Álvarez ha rechazado la equiparación de derecho a decidir y derecho a la autodeterminación: "Se debe interpretar el derecho a decidir como es en realidad, desde una perspectiva más amplia. Es en este sentido en el que UGT puede tener una plena comodidad", ha dicho, y ha subrayado que no es independentista.
"Lo que es evidente es que si me presento a la Secretaría General de UGT de España es que entre mis prioridades no está la independencia de Cataluña, ni a corto, ni a medio, ni a largo plazo", ha dicho, y ha argumentado que si estuviera a favor de la independencia estaría en otras organizaciones en las que podría defenderla.
"La secretaría general de UGT no es un marco para poder hacerlo. Es un insulto a la inteligencia situar este tema", ha zanjado.
RELEVO EN CATALUÑA
Sobre su relevo en UGT de Cataluña, ha confiado en que no solo sea un relevo tranquilo porque en el sindicato "nadie quiere la paz de los cementerios", sino que la nueva dirección haga cambios sin complejos.
Álvarez no ha querido hablar sobre si habrá más de una candidatura --de momento sólo se ha postulado una encabezada por Camil Ros y Matías Carnero--, ya que ha defendido la autonomía del sindicato catalán.