Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvarez subraya la necesidad de "cambios en profundidad" en UGT para los próximos "20 o 30 años"

El candidato a la Secretaría General de UGT y actual secretario general de UGT-Cataluña, Josep Maria Álvarez, ha subrayado este jueves la necesidad de acometer "cambios en profundidad" en la estructura del sindicato "de manera definitiva para los próximos 20 o 30 años".
Así lo ha señalado Álvarez durante su intervención en el debate de este jueves en el marco del 42º Congreso Confederal de UGT, en el que se elegirá al sucesor de Cándido Méndez tras 22 años al frente del sindicato, y en el que se ha referido a los procesos de fusión de federaciones y de sectorización, que "deben servir para hacer una organización más ágil, flexible, participativa y eficaz en la defensa de los trabajadores".
El líder de UGT de Cataluña también ha hecho referencia a la "campaña antisindical durísima" que ha vivido la organización en los últimos años, pero ha reconocido que el sindicato tiene que poner en marcha a partir de este Congreso medidas que garanticen la transparencia de su gestión, de forma que la utilización de recursos públicos "no genere ningún tipo de duda".
Álvarez ha señalado que en este Congreso "se deben cerrar en firme los debates internos y el sindicato debe presentar propuestas para los verdaderos problemas que sufren los trabajadores y las trabajadoras".
A pesar de la polémica desencadenada estos días por su posicionamiento en el debate sobre el desafío independentista en Cataluña, en el que es favorable al derecho a decidir, y las declaraciones de Cándido Méndez, Álvarez ha tenido palabras de agradecimiento para el todavía secretario general de la organización.
En este sentido, ha valorado su trabajo y se ha solidarizado con él por el "maltrato" que ha soportado en los últimos tiempos por parte de algunos medios de comunicación.
Ha considerado que la gestión de Méndez y del resto de la Ejecutiva Confederal se debe valorar "con altura de miras" y, en consecuencia, ha pedido el voto favorable a su gestión, algo que finalmente se consiguió con el el respaldo del 97,53% de los votos.