Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvarez reitera que su posición hacia Cataluña está alineada con la del sindicato

Se remite a una resolución de UGT que defiende una reforma constitucional para un Estado federalista
El candidato a la Secretaría General de UGT, Josep Maria Álvarez, ha reiterado en una intervención ante los delegados del sindicato, poco antes de iniciar la votación definitiva, que su posición respecto a Cataluña es la misma que el Comité Confederal acordó en una resolución del mes de noviembre del pasado año.
Ha querido salir así al paso, ante los 600 delegados acreditados del sindicato, de las críticas vertidas por el líder saliente, Cándido Méndez, sobre su defensa del derecho a decidir sobre la autodeterminación catalana.
Álvarez ha sido claro: "Espero que no tenga que volver a sacar la resolución del Comité Confederal para que sepáis mi posición con Cataluña. Me siento plenamente identificado, como creo que la práctica totalidad del sindicato".
En dicha resolución, el sindicato defiende que la solución al desafío soberanista en Cataluña solo puede venir de la mano de una reforma de la Constitución en el aspecto territorial, para ir hacia un Estado federal con "mayores niveles de autogobierno", lo que implicaría cambios competenciales en el plano financiero e institucional.
Por otro lado, ha confiado en que UGT saldrá "fortalecida" de su 42º Congreso Confederal después de "un debate como el que no se había hecho", y ha dicho que, sea cual sea la candidatura ganadora, "va a representar en buenas condiciones a la confederación".
En el caso de salir elegido, Álvarez ha asegurado que actuará "con pleno respeto, con la mano tendida y trabajando para el conjunto del sindicato". "Tenéis mi palabra y plenas garantías de que esa es la dirección que llevamos", ha añadido.
ACELERAR EL PROCESO DE RENOVACIÓN.
Por otra parte, Álvarez ha insistido en que el sindicato necesita acelerar el proceso de adaptación a la nueva realidad del siglo XXI iniciado.
Según ha dicho, UGT "si no tiene el agua al cuello es muy difícil que tome decisiones". "Vamos a aprovechar el momento que tenemos para entrar en aspectos internos que sabemos que necesitan una intervención importante", ha precisado.
Concretamente, ha señalado que el sindicato "llega un poco tarde" en la renovación de la gestión administrativa. Además, ha apuntado que la organización tiene que salir del Congreso, que finaliza este sábado, "con las ideas claras" para que en todos los temas que dependen de la organización se pongan las bases para que el "maltrato" al que se ha visto sometido, en referencia a los diferentes casos de corrupción en los que se ha visto envuelto, "no pueda volver a ocurrir".
Por otro lado, Álvarez se ha comprometido a respetar la tradición sectorial de algunas federaciones, en el proceso de reducción de seis a tres, e incluso a "potenciarla a fondo".
Además, ha dicho que "hay sectores que son verdaderos sindicatos y que el sindicato necesita que lo sean porque necesita ser fuerte en esos sectores". En este sentido, ha considerado necesario potenciar las secciones sindicales de las federaciones.
LA NECESIDAD DE RECUPERAR AFILIADOS
Para finalizar, el candidato a la Secretaría General de UGT ha dicho que ese es el camino para recuperar posiciones en las elecciones sindicales.
También pasa este objetivo por hacer un sindicato más "atractivo a la afiliación", trabajando con más intensidad en los centros de trabajo, participando activamente en los movimientos sociales y también en la lucha de los trabajadores. "Nos dejaremos la piel por el sindicato", ha concluido.