Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Am)CEOE y Cepyme ven inconcreciones en la propuesta de Gobierno del PSOE porque no se detalla cuánto costaría

Los presidentes de la CEOE, Joan Rosell, y Cepyme, Antonio Garamendi, creen que la propuesta del PSOE para negociar un acuerdo de investidura y de Gobierno con otras formaciones políticas adolece de inconcreciones, sobre todo en lo relativo a cuánto costaría financiar las medidas que propone, y advierten de su rechazo a cualquier subida de impuestos que se pueda plantear porque perjudicaría a la recuperación económica.
Así lo han señalado en rueda de prensa este miércoles tras reunirse durante más de una hora con el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, que poco antes también se había encontrado con los dirigentes sindicales Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CC.OO.).
A juicio de Rosell, en la propuesta del PSOE "falta un análisis del coste de las propuestas" así como precisiones sobre cómo se pagarán iniciativas como la renta mínima vital, la ampliación del seguro de desempleo o la reducción del IVA, con cuyo planteamiento general "todos podemos estar de acuerdo", según ha admitido.
"LLENO DE BUENAS INTENCIONES"
"Todos estamos de acuerdo en los grandes temas pendientes que hay que mejorar. Pero el programa (del PSOE) al final supone más gasto. Y antes de hablar de más gasto hay que ver dónde se puede gestionar mejor y dónde se pueden reducir costes. Es tremendamente importante, porque al final los números tienen que cuadrar", ha advertido.
Y es que aunque el líder de la CEOE reconoce que el documento de negociación del PSOE está "lleno de buenas intenciones" hace falta "concretar más qué se puede hacer y el 'timing' necesario" para lograrlo, partiendo del contexto europeo en el que se mueve el país y teniendo en cuenta que los empresarios consideran que "no es oportuno" plantear subidas de impuestos.
En este sentido, tanto Rosell como Garamendi han abogado por mejorar la recaudación incrementando las bases imponibles mediante la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida, pero no subiendo tipos porque eso "escondería el consumo y la inversión". Además, creen que ha llegado el momento de armonizar la tributación a nivel europeo para que "la localización no sea una ventaja competitiva".
Con respecto a la propuesta socialista de recuperar y unificar el Impuesto de Patrimonio, el dirigente de Cepyme se ha mostrado rotundo al rechazar esta posibilidad, que afecta fundamentalmente a las clases medias y las pymes. "Castigar el ahorro es un auténtico error", ha proclamado.
LA SITUACIÓN HA MEJORADO
Por otra parte, reducir el déficit y empezar a devolver la deuda pública deben ser objetivos prioritarios en este momento, a juicio de Rosell, sobre todo porque se puede aprovechar el incremento del PIB y el bajo coste de la financiación.
En este sentido, opina que la Comisión Europea sería receptiva en una negociación para flexibilizar la senda de consolidación fiscal porque ahora se trata de décimas y no de puntos del PIB, como hace unos años. "Es más fácil", ha dicho.
El líder de los empresarios ha pedido además que se reconozca que la situación económica de España es ahora "mejor" que en 2009 y que se está viviendo "cierta recuperación", así como reconocer los méritos de las reformas que ya se han aplicado, como la laboral.
DEROGAR LA REFORMA LABORAL
Preguntado sobre una posible derogación de esta normativa, ha afirmado que no tiene miedo a "modernizar" el marco laboral para que "todo sea más abierto", algo "imprescindible" en el medio plazo y que otros países como Italia o Francia también están haciendo.
No obstante, ha recordado que es un tema "complicado" en el que hay ir "paso a paso" porque este ámbito tiene "mucha legislación" que "no se puede derogar de un plumazo" ya que afecta a los intereses de miles de personas.
Garamendi, por último, ha recordado a Sánchez que es necesario alcanzar un Pacto de Estado por la Industria para potenciar un sector que "genera empleo estable y mejor remunerado" y que debe convertirse en la palanca de la recuperación, mediante la apuesta por la formación y la innovación.