Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amaiur dice que Montoro "huye" de la realidad con unas cuentas que sólo generan más desigualdad

El portavoz económico de Amaiur en el Congreso, Rafael Larreina, cree que el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2015 "sólo generará más desigualdad" social, y ha acusado al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de haber "huido de la realidad" y de presentar unas cuentas que "dan la espalda" a la situación real de los españoles.
"Con total claridad Montoro ha huido de la realidad. Lo que ha contado tiene muy poco que ver con la realidad de la calle", ha dicho el diputado vasco, tras escuchar la primera intervención del ministro en defensa de sus cuentas ante el Pleno de la Cámara Baja.
Y es que, a su juicio, los Presupuestos son "continuistas" por lo que tendrán los mismos efectos que los de los años anteriores: "más desigualdad". "Estos Presupuestos seguirán aumentando la desigualdad, porque están hechos en función de los intereses de las grandes empresas y de los grandes grupos económico-financieros", ha añadido.
NO ATAJAN LOS DESEQUILIBRIOS MICROECONÓMICOS.
Frente a esa atención a la "economía especulativa", el Gobierno "se olvida" de los problemas de las pymes, los autónomos, la economía social, los pensionistas y los pobres, que "siguen aumentando".
"El Gobierno habla de que hay que corregir los desequilibrios macroeconómicos, pero la realidad es que los desequilibrios microeconómicos, los que afectan a las personas, siguen aumentando", reprocha Larreina, recordando que el "desequilibrio fundamental que está en la base de la crisis de España" es el fraude y la elusión fiscal, contra el que no se actúa.
Por último, el responsable de Amaiur ha añadido que los Presupuestos de 2015 "siguen dando también la espalda a la realidad política, económica y social" del País Vasco y "no aportan nada a la normalización del conflicto histórico".