Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amor (ATA) pide ante Rajoy una reforma laboral y otra fiscal, aunque sean "dolorosas"

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores de Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha aprovechado el discurso de clausura de su Asamblea General para pedir, ante la presencia del presidente del PP, Mariano Rajoy, que el nuevo gobierno que resulte del 20 de noviembre adopte reformas en el plano laboral y fiscal, aunque supongan tomar decisiones "dolorosas".
Tras agradecer la presencia en el acto del presidente del BBVA, Francisco González, Amor se refirió al sistema financiero y aseguró que "los autónomos son el pulmón de la economía" y que actualmente "el crédito les asfixia".
Así, demandó más financiación para el colectivo y, antes de pasar a otras cuestiones, aseguró que si las necesidades de recapitalización de bancos fijadas por Bruselas y que ascienden a más de 7.000 millones para el BBVA, "no son buenas para los bancos", los autónomos serán los que "van a tener más dificultades".
Por otro lado, Amor subrayó que los autónomos están "desmoralizados y desmotivados", pero precisó que hay "un rayo de esperanza" en la "confianza de que la situación puede cambiar" si con el nuevo gobierno se produce "un cambio de mentalidad, de filosofía y de políticas".
Así, aseguró que "hace falta un gobierno fuerte, transparente, valiente y austero, que tome decisiones, aunque algunas sean dolorosas, para cambiar cosas que se creen inamovibles", y añadió que "deben tomarse antes de que otros decidan por nosotros".
En este punto, Amor apuntó que "hay unas reglas laborales que son las mismas para la fábrica de Renault que para el pequeño taller de barrio" con las que "es imposible crear empleo y mantenerlo". Asimismo, aseguró que "hace falta una política fiscal adecuada a los tiempos y a la nueva realidad" y más "austeridad" en las administraciones.
Por último, pidió que los autónomos se sitúen "en el centro de la agenda política" y que estén "de una vez por todas en el diálogo social". "Nuestra ausencia en los órganos de decisión y en los foros de diálogo social, solo nos ha traído una pérdida de autónomos y más miseria para el colectivo", denunció.