Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Báñez dice que "nadie quiere privatizar" el sistema de pensiones sino que su reforma busca "reforzarlo"

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha asegurado este miércoles en el Pleno del Congreso que "nadie quiere privatizar" el sistema público de pensiones, sino que el objetivo de la reforma que ha planteado es "reforzarlo" y garantizar que siga siendo de reparto y de solidaridad intergeneracional.
Así lo ha afirmado en una interpelación planteada por el diputado de Amaiur Sabino Cuadra, para quienes es "una barbaridad" el "ataque, acoso y derribo" que tanto este Ejecutivo como el anterior están cometiendo contra el sistema con decisiones como retrasar la edad de jubilación o, ahora, con una "nueva pasada de motosierra" por las pensiones.
Sin embargo, la ministra ha espetado al diputado navarro que el sistema "tiene amenazas y riesgos, como todo en la vida", aunque ha negado que esté "en quiebra" como afirman algunos. En cualquier caso, lo "responsable" es que el Gobierno se "anticipe a los problemas y busque soluciones para mantener el sistema" actual y hacer que sea "autofinanciable" y "sostenible", dando así "tranquilidad, certidumbre y confianza" a los pensionistas.
"El sistema es público, nadie lo quiere privatizar. Reforzamos el modelo público, que es el que queremos la mayoría de la sociedad. Y es un sistema de reparto donde los que trabajan hoy pagan las pensiones de hoy y mañana otros les pagarán sus pensiones. Por eso tenemos que garantizar su viabilidad a medio y largo plazo, y por eso es tan importante tener en cuenta la solidaridad entre generaciones", ha afirmado Báñez.
FACTOR INTERGENERACIONAL E ÍNDICE DE REVALORIZACIÓN
Así, ha recordado que con la definición de un factor de equidad intergeneracional (FEI) se da cumplimiento a lo previsto en la última reforma de la Seguridad Social, de 2011, y se vinculará la cuantía inicial de las pensiones con la esperanza de vida, revisándose su aplicación cada cinco años. El objetivo es que "a igual contribución, un pensionista de hoy cobre igual que su hijo o su nieto en el futuro". "Eso es equidad, justicia y solidaridad entre generaciones", ha añadido.
Además, el Gobierno ha propuesto la sustitución del IPC por un índice de revalorización anual de las pensiones que tenga en cuenta "los ingresos y circunstancias económicas" del sistema en cada momento, de tal manera que "no se tengan que bajar ni congelar nunca" ya que en el peor de los escenarios la revalorización será del 0,25% mientras que en el mejor podrá superar al IPC en un 0,25%.
De este modo, se hace frente a "la realidad" de que la Seguridad Social sumó casi 14.000 millones de déficit el año pasado y de que, según las previsiones demográficas, el número de pensionistas aumentará un 70% hasta 2040.
Por ello, ha pedido la colaboración de todas las formaciones políticas, de los agentes sociales y también de los jóvenes españoles que serán los pensionistas del futuro para conseguir una reforma con el máximo consenso posible a partir de un debate "muy serio", sosegado, "razonable" y que parta de "un diálogo constructivo".
"La responsabilidad de hace más de una década (cuando se creó el fondo de reserva) hace que hoy, en una situación de déficit, se puedan pagar las pensiones. Y nuestra responsabilidad de hoy hará que los jóvenes tengan garantizada su pensión mañana", ha añadido.
SE SEGUIRÁ USANDO EL FONDO DE RESERVA
Con respecto al uso del fondo de reserva, la ministra ha criticado al PSOE por "no haber metido la totalidad de los recursos excedentes" en 2011, lo que ha privado a la 'hucha de las pensiones' de contar con 15.000 millones más. En cualquier caso, ha afirmado que seguirá usándolo "para lo que se tiene que utilizar: sólo para pagar puntualmente las pensiones". "Y espero que los gobiernos del futuro hagan lo mismo", ha apostillado.
Por último, Báñez ha recordado otros "esfuerzos" acometidos por el Gobierno para defender las pensiones, como los incrementos de 2012 y 2013, la culminación de la separación de las fuentes de financiación, el plan de lucha contra el fraude o la prohibición de las cláusulas de jubilación obligatoria en los convenios colectivos para mayores de cierta edad.
Por su parte, el diputado de Amaiur Sabino Cuadra ha criticado que cuando sectores como el bancario tienen problemas se les rescate, pero cuando es la Seguridad Social la que entra en déficit sean los pensionistas los que "pagan el pato", y ha acusado al Gobierno de querer "poner un torpedo en la línea de flotación" de las pensiones para beneficiar a las aseguradoras privadas.
"Si lo que dice aquí, lo repite ante un espejo, usted misma se parte de risa y el espejo se rompe", ha espetado a la ministra, a lo que Báñez ha replicado que "el que nunca se ha puesto delante de un espejo ni para peinarse es usted" y le ha recriminado que "oír las cosas que dice con la ligereza y la tranquilidad que las dice es para tener mucho aguante".