Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp) Bruselas propondrá ayudas la próxima semana para verduras perecederas tras veto ruso

Los ministros de Agricultura de la UE se reunirán el 5 de septiembre en Bruselas para abordar la situación del sector
La Comisión Europea propondrá la próxima semana ayudas para determinadas verduras perecederas como los pepinos y los tomates que se encuentran en dificultad tras el veto ruso a las exportaciones agroalimentarias procedentes de la UE con el objetivo de estabilizar los mercados.
"Tan pronto como la semana que viene presentaré la próxima medida de estabilización de mercado dirigida a un número de productos de frutas y verduras perecederos que están claramente en dificultad ahora. Esta acción será proporcionada y eficaz desde el punto de vista del coste", ha anunciado el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos.
"Estamos siguiendo cada sector y cada mercado y si riesgos materiales emergen, actuaré", ha prometido el comisario en un comunicado emitido tras la reunión de expertos técnicos de los en Bruselas en el marco del Comité de Gestión extraordinario convocado para analizar el impacto del veto ruso a las exportaciones europeas.
Ciolos ha asegurado que está "preparado para proponer medidas amplias a nivel de la UE según y como sean necesarias" y que "los productores de toda la UE puede quedar tranquilizados", insistiendo en que cuentan con "los instrumentos presupuestarios y legales" para actuar.
"Tenemos intención de responder a la situación del mercado paso a paso y en base a hechos, según evolucione", ha recalcado. "Estamos listos para presentar más medidas según evolucione la situación, a tiempo, de forma proporcional y en un espíritu comunitario", ha insistido.
El Ejecutivo comunitario presentará a principios de la semana que viene "medidas de emergencia" para verduras perecederas como "los pepinos, tomates, quizá para algunos pimientos y algunas setas" porque se trata del sector "más urgente" dado que está "en temporada" ahora y sin un mercado alternativo "obvio" tras el veto ruso, ha explicado el portavoz del comisario, Roger Waite.
El Ejecutivo comunitario propondrá "algo similar" en términos de ayudas que las anunciadas este lunes para la nectarina y el melocotón y que el propio sector cifró en 20 o 30 millones de euros, es decir, ayudas a la retirada de producción del mercado y distribución gratuita en ciertas instituciones con el objetivo de reducir la oferta en el mercado y "relajar" la presión a la que se enfrentan, ha avanzado el portavoz.
"Más medidas dirigidas a productos de origen animal se están considerando. Tales medidas se presentarían con la flexibilidad adicional" que otorga la nueva reforma política agrícola común que autoriza al Ejecutivo comunitario a anunciar apoyos sin tener que consultarlos antes con los Estados miembro, según ha explicado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.
A fin de vigilar mejor el mercado, el comisario también ha anunciado la creación de un mecanismo de supervisión del mercado "reforzado" desde hoy, al que contribuirán todos los Estados miembro porque "esta situación excepcional a la que nos enfrentamos como resultado de la prohibición de Rusia requiere datos de mercado, más rápidos y mejores, sector por sector". "Habrá reuniones con los Estados miembro a nivel semanal, el tiempo que sea necesario", ha explicado.
Los ministros de Agricultura de la UE mantendrán una reunión extraordinaria por su parte el próximo 5 de septiembre para abordar la crisis en el sector, según han confirmado fuentes europeas.
La Comisión Europea ha cifrado en 5.252 millones de euros el valor de las exportaciones europeas al mercado ruso en 2013 correspondiente a los productos agrícolas y alimentarios vetados. España perderá unos 338 millones de euros por el veto de Rusia y se sitúa como el sexto país de la UE más afectado por las sanciones, sólo por detrás de Lituania (927 millones), Polonia (841 millones), Alemania (595 millones), Países Bajos (528 millones) y Dinamarca (377 millones), según datos del Ejecutivo comunitario.
La UE cuenta con un fondo de reserva para crisis de 423 millones de euros este año, que se creó a raíz de la crisis del E.colí en 2011 y su dotación total se eleva a unos 2.800 millones de euros en precios corrientes entre 2014 y 2020.
El Ejecutivo comunitario insiste en todo caso en que es "muy pronto" determinar "el impacto preciso" del veto ruso para Europa porque confía en dar salida a parte de las exportaciones en mercados "alternativos" o "aumentar el consumo en el mercado de la UE", según el portavoz de Agricultura.
Waite ha subrayado el compromiso de la Comisión Europea de dar "una respuesta europea" y actuar "cuando sea necesario" en apoyo del sector europeo, pero ha subrayado la importancia de que los Estados miembro remitan la información "más actualizada" para vigilar la evolución del mercado a fin de determinar "cómo podemos responder".
Los Veintiocho y la Comisión han mantenido un intercambio "muy útil" este jueves sobre el "impacto potencial" de las sanciones rusas a determinados producto agroalimentarios como la fruta y verduras, la carne y el pescado, según el Ejecutivo comunitario.
Los expertos de la Comisión han presentado a los Veintiocho su "primer análisis" de los principales sectores afectados aunque todavía necesitan datos actualizados de los países para "la mayor parte" de los sectores y se ha comprometido a presentar "lo antes posible" una evaluación "completa" del impacto de las sanciones rusas, mientras que los expertos de los Veintiocho han presentado "ciertas cifras y comentado los sectores que más probablemente se verán afectados".